Guerrera hasta el final

Adalberto Peña

 adalberto.godines@diocesisdesaltillo.org.mx

Tania Leija ya descansa en paz, pero para su familia el calvario aun continúa.

Tania Leija Carmona. Fotografía: Archivo familia Leija Carmona.

Tania: noble y valiente. Esta es la descripción que se puede encontrar referente al significado de este nombre, sin embargo, también es la forma en la que Lucía describe a su hija, noble de corazón y siempre alegre, con una sonrisa dibujada en su rostro para los demás, y valiente, tanto para practicar tochito como para enfrentar grandes batallas como la que tuvo en contra del cáncer a la corta edad de 15 años.

Tania fue la mayor de tres hermanas, gustaba de practicar ballet y deporte, actividades para las cuales siempre mostró grandes aptitudes; en todo momento contó con el apoyo de sus padres, Lucía Carmona y Juan Leija, quienes se preocuparon siempre por darle lo mejor a pesar de las adversidades y la difícil situación económica que se debe enfrentar en el país.

Poco después de cumplir 15 años de edad, en 2016, Tania fue diagnosticada con Sarcoma de Ewing, un cáncer poco frecuente que se manifiesta en los huesos o en el tejido blando alrededor de ellos. Este tipo de cáncer suele aparecer en los huesos largos de la pelvis, las piernas o los brazos, pero puede manifestarse en cualquier hueso, presentándose con mayor frecuencia en adolescentes y adultos jóvenes.

Su madre y su padre, quienes trabajan como intendente y cerrajero, respectivamente, al enterarse del diagnóstico entregaron su vida a velar por la salud de la joven además del cuidado y atención de sus hermanas, quienes en aquél entonces contaban con seis y un año de vida, y así iniciar el largo camino del tratamiento médico de quimioterapias y radioterapias que recibía cada mes en la Ciudad de México, donde su estancia se prolongaba hasta por diez días.

Tania disfrutaba practicar ballet y tochito. Fotografía: Archivo familia Leija Carmona.

Durante tres años, la familia de la menor hizo hasta lo imposible por costear los gastos que representa un tratamiento de esta magnitud, incluso pedir ayuda económica en las calles. Una familia, de forma generosa, donaba el medicamento necesario para los padecimientos, fue por medio de esta familia que el padre Didier-Marie Douglas, de la Fraternidad Verbum Spei, se acercó a Tania para acompañarla en el largo proceso de su enfermedad.

El religioso recuerda a Tania como poseedora de un dolor oferente: “Era una joven enamorada de Jesús y de María, ella ofreció su dolor de una manera extraordinaria”, y así fue hasta el final de sus días, según comenta Lucía, su madre, quien viajó con ella en cada ocasión mientras su esposo se quedaba a cargo de las dos hijas pequeñas.

“Es difícil, pero no me voy a dejar vencer. Si hay momentos en los que digo no puedo, pero con ayuda de Dios y la Virgen de Guadalupe, estoy saliendo adelante. No por pequeñas cosas te vas a dejar vencer, no por que tu novio te haya dejado ya te quieres morir. No te puedes morir por algo así, tienes que luchar, ser fuerte y valiente ante todo, no te hundas en las preocupaciones más pequeñas por creer que son las más grandes… primeramente Dios, vamos a estar bien”, expresó la joven a través de un video que grabó meses antes de su partida

Los médicos, quienes llegaron a estimarla por su valentía y extraordinaria actitud ante la vida, dieron en diciembre de 2018, un panorama poco alentador para la joven. Para entonces no había mucho que hacer más que brindarle una buena calidad de vida. Finalmente, durante los primeros minutos del 18 de julio de 2019, Tania fue llamada a partir a la casa del Padre.

Tania se ganó el cariño y aprecio de los médicos que la atendían. Fotografía: Archivo familia Leija Carmona.

Hoy, después de lo costoso que representa atender una enfermedad tan agresiva como el cáncer que Tania padecía, la familia atraviesa por una difícil situación, pues existe una cantidad a pagar de $50 mil pesos por concepto de un préstamo adquirido, mismo que de no pagar de forma inmediata, dejaría a Lucía, Juan y sus dos pequeñas hijas, sin un patrimonio y un lugar para vivir.

Por otro lado, para conmemorar 18 años del nacimiento de Tania, la Fraternidad Verbum Spei, quienes le acogieron junto con su familia, celebrarán hoy una Misa a las 19:00 horas en el Ranchito del Rey y María Madre, además de pedir apoyo a la comunidad para cubrir $15 mil pesos del costo de una cripta ahí mismo, donde se pretende descansen los restos de la joven.

Si alguna persona desea colaborar con alguna aportación económica para cubrir la deuda, pueden hacerlo por medio de un depósito o transferencia a la cuenta de HSBC con número 4213 1680 5099 3799 o bien, si desean colaborar con el costo de la cripta, pueden dirigirse a las oficinas del Ranchito del Rey y María Madre con Tete o Irma, secretarias de la Fraternidad Verbum Spei.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE