¡Gracias por hacernos una Navidad Diferente!

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

Fue lo que Adelina Cardona dijo a Fray Raúl Vera a nombre de las reclusas del Centro Penitenciario Femenil de Saltillo al finalizar la misa de Navidad en la que les hizo valorar su dignidad de personas

Antes de ingresar al Centro Penitenciario, nuestro Obispo habló sobre el mensaje que compartiría con las reclusas ante los medios de comunicación Foto: Cortesía

La Navidad es una fecha muy especial para los cristianos, al celebrar el nacimiento de Jesús que vino a salvar a la humanidad del pecado y otorgar a cada persona el mejor regalo que se puede recibir, la dignidad.

Cerca de las 11:00 horas el Obispo de la Diócesis de Saltillo, llegó al Centro Penitenciario Femenil de Saltillo, en donde celebró la Santa Misa. A su llegada fue recibido por la directora del centro Martha Valencia quien está al frente desde hace seis meses aproximadamente y Fernando Robledo,  Luego de registrarse el fraile dominico pasó la primera área, atravesó el patio para llegar a la capilla donde yace en el altar principal la figura de Nuestra Señora de la Merced. En las bancas, ya todas ocupadas por cerca de 30 mujeres que han pedido la libertad por cometer diversos delitos, aunque actualmente la población en el reclusorio es de 40. En un 90 por ciento no rebasan los 30 años, si a caso una decena y ya es mucho decir.

Al principio de la celebración los rostros de incertidumbre, ojos tristes y la ansiedad denotada por el movimiento rápido de piernas, además de ver la uniformidad de la vestimenta de blusa blanca y mezclilla, reafirmaron que efectivamente en ese lugar hay féminas que están en proceso o bien ya purgan una condena.

“Ustedes que están aquí, son un sacramento de la presencia de Cristo en la tierra”, fueron las primeras palabras de nuestro pastor al iniciar la celebración. Luego de escuchar las Lecturas y el Evangelio según San Lucas, el Obispo Dominico bajó del altar para dar la homilía entre el pasillo e interactuando con las reclusas, a quienes les sacó la sonrisa en diferentes momentos.

Después de hablar de la divinidad de Jesús y que tomó la condición humana para venir a salvar a la humanidad del pecado y vencer a Satanás quien hizo caer en el pecado a Adán, Jesús al morir en la cruz en su dignidad humana, vino a otorgar a cada uno la dignidad que nadie puede arrebatar a ninguna mujer, a ningún hombre.

“Si nosotros tenemos una tentación y confiamos en Jesús, podemos vencerla con la gracia de Dios… Lo que nosotros ganamos con el hecho de que Dios se haya hecho de un hombre para salvarnos es: 1. Satanás ya no tiene el poder, 2. El Evangelio nos enseña el verdadero sentido de la vida. El Evangelio no es para aprenderse en versos, el Evangelio es ver la realidad, es tener relaciones de amor, respeto, dignidad de las personas. El hecho de que hayan perdido la libertad, que se vean disminuidos sus derechos ciudadanos, deben ser tratadas con dignidad. Con nuestros impuestos se mantienen estos centros, para que tengan las condiciones de que cubran sus necesidades de alimentación, vean por su salud, pero sobre todo tengan dignidad. Si conservan el sentido de la dignidad van a entender dónde empezó el hecho de hacer algo que la Ley  juzga, lo más bonito van a empezar a ver en sus compañeras, sentirse nadie es lo peor que le puede pasar a alguien”.

“La dignidad nunca se acaba, la da Dios, nadie se las puede quitar… Tienen la gracia que Dios vive e intensifica en ustedes. Dios tiene más cuidado con ustedes porque están más expuestas”, destacó Monseñor Raúl Vera a quien atentas vieron y escucharon.

Conforme transcurrió la homilía, las presas preguntaron si Dios perdona actos como el aborto, y otras acciones a lo que nuestro Obispo respondió, “Lo que no quiere nuestro Señor es que la reguemos. Lo que nos pide es que no te hagas malo y todo lo perdón. Nos vino a dar su gracia, cuando salgan de aquí van a entender su dignidad. El gran regalo que Cristo les da esta Navidad su dignidad”.

La visita de Fray Raúl Vera les llenó de paz, alegría al sentirse mujeres valiosas / Foto: Cortesía


La emotividad surgió en la oración colecta donde Fray Raúl Vera les invitó a pedir por lo que quisieran, María Elena Angulo, sacristana, agradeció por su familia, por sus hijos y nietos, pidió por las familias de sus compañeras, por los procesos de cada una, luego surgió una voz más donde se escuchó el agradecimiento porque Juanito, un pequeño que quedó huérfano de madre y padre, encontró a su familia, mientras esto sucedió las internas fueron como sus madres y para ellas el saber que el pequeño esta con los suyos es un agradecimiento infinito.

A flor de piel las peticiones siguieron, voces entrecortadas, lágrimas, y la unidad al poner en manos de Dios a sus hijos, a sus familias, los procesos, pedir también por las autoridades que dirigen el centro, además de llevar cada caso del que esperan una pronta resolución, pedir por la fortaleza, por tener esperanza, la libertad que tanto ansían, sin olvidar poner en manos de Dios a los huérfanos, enfermos, ancianos, a sus compañeras que no reciben visitas, además de entregar las plegarias de cada una de ellas.

Durante el saludo de la paz, los abrazos, los deseos de Feliz Navidad y sonrisas cálidas que destacaron sobre los rosas, naranjas y rojos de los labios pintados, la hermandad que va creciendo entre ellas fue notoria. Al finalizar la Santa Misa, Adelina Cardona agradeció al predicador dominico su presencia, “Gracias por el recordatorio de lo que es la Navidad, por venir a darnos a todas este mensaje de esperanza y alegría, por el recordatorio de lo que es la dignidad, gracias por hacer esta Navidad diferente”.

Y así tras recibir la bendición quienes así lo desearon saludaron a nuestro Obispo, en su camino a la salida, otras optaron por fumar un cigarrillo mientras hacían fila para hablar por teléfono, en lo que compañeras de ellas se alistaban para recibir a sus visitas como el caso de María Elena Angulo que vería por primera vez a su nieto de apenas tres semanas de nacido.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE