Firmes como la roca

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

En el último día del Novenario se nos invita a ser una Iglesia activa para mejorar las condiciones de vida en el mundo

El Pueblo de Dios compartió la Eucaristía durante los 9 días

Los bautizados somos quienes integramos la Iglesia, sin embargo el mantener un cristianismo de templos no es la mejor forma de contribuir a mejorar las condiciones de vida sino encontrar el verdadero sentido del Evangelio contribuyendo con la organización en sociedad para mejorar las condiciones de vida para todos.

El fervor de un pueblo que venera a la imagen del Santo Cristo, se vive hoy con gran intensidad, pues desde la primera misa a las 5:30 horas la Catedral lució llena para cumplir con el tradicional Novenario en el que los fieles manifiestan su fe.

Justo en el último día de esta festividad, previo a la fiesta patronal, la Lectura y Evangelio nos hacen pensar en qué estamos haciendo como cristianos, en qué forma hemos contribuido a transformar nuestro entorno, pues sólo siendo participativos es cómo se lograrán los objetivos.

Monseñor Raúl Vera, hizo un recuento de las predicaciones de este año, en el que el tema son las bienaventuranzas. “En la primera lectura que esta tomada de la primera carta de San Pedro que él compara a la Iglesia con una roca que está fundada en un cimiento firme, que gracias a eso se convierte en un ejemplo para que en ella se apoyen todos los seres humanos, y es la firmeza de una roca porque su cimiento es una roca que es la piedra angular sobre la que se construye no sólo la  Iglesia misma, sino un mundo construido con los principios fundamentales tiene permanencia.

Con gran emotividad finalizó la predicación de Fray Raúl Vera

Les he dicho estos días que de nosotros depende la supervivencia de la humanidad, hemos hablado de cómo desmantelan la estructura de nuestra nación, cómo desvian el poder que nosotros le otorgamos el poder público que esta depositado en el pueblo lo dice nuestra Constitución, el poder público emana del pueblo que delega en aquellos que deben organizar la política, el poder de la justicia, el poder de la verdad, el poder de la libertad, ese poder que hace que un pueblo tenga solidez, tenga fortaleza para comunicarse con otros pueblos”.

Nombró ejemplos donde poblaciones indígenas se han organizado para defender la tierra, su patrimonio o su sustento de vida como los locatarios del mercado 28 de Octubre en Puebla, en Coahuila tendremos el Colectivo Sí a la Vida que ha estado firme en su lucha legal porque el confinamiento de residuos tóxicos deje de operar, muy a pesar de que quienes han realizado la inversion violen las determinaciones legales que favorecen a los habitantes de General Cepeda.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE