Exigen justicia y castigo a los responsables

Arturo Zuazua Hernández

arturozuazua@diocesisdesaltillo.org.mx

Familiares de las víctimas alzaron la voz y piden se aplique la ley

Las familias de las victimas exigen justicia y castigo a los responsables

Este martes en la sede de la Curia Diocesana se llevó a cabo una rueda de prensa en la que familiares de las victimas cinco de ellos fallecidos y otras tres aún en el hospital, por al accidente ocurrido el viernes pasado en la carretera 57 en su tramo conocido como “Los Chorros”. Las familias exigen la pronta respuesta de las autoridades y responsabilicen  al culpable en este hecho tan lamentable que ha marcado a la comunidad de Arteaga.

Estuvieron presentes el señor Gilberto García padre de José Santos García (+), los hermanos Pablo García y María de los Santos, quienes estuvieron acompañados por los presbíteros Felipe Martínez y Robert Cumberland  cuyo trabajo pastoral se centra en ese sector de la Diócesis.

“Estamos aquí porque nos preocupa no solamente este accidente y la perdida de cinco de nuestros hermanos, nos preocupa porque estas situaciones ocurren constantemente en este tramo tenemos 2 o 3 accidentes por semana, esto perjudica no solo a estas familias sino a toda la comunidad de esa zona”, mencionó el sacerdote Cumberland.

El presbítero Felipe Martínez quien es oriundo de la Sierra de Arteaga, señaló la peligrosidad de este tramo y la falta de respuesta por parte de las autoridades como la SCT (Secretaría de Comunicaciones y Transportes): “Me pregunto ¿en donde esta la SCT en estos casos?, pareciera que están más preocupados por recarpetear y conseguir a buen precios las ballenas de contención”, agregó demás que durante el año 2016 en el kilometro 231 han ocurrido 186 accidentes y que las comunidades alojadas en la Sierra de Arteaga  dependen de los frenos, de la carga de los tráiler y de las condiciones de los vehículos que a diario transitan por ahí.

Señaló que como solución se pudiera hacer la instalación de un reten que revise las condiciones mecánicas del tráiler y sobre todo las de salud de los choferes quienes por llevar sustento a su hogar incurren en horas de trabajo extras, uso de drogas  y de poco descanso.

La Diócesis de Saltillo por medio de los sacerdotes Felipe Martínez y Robert Cumberland apoyan espiritualmente a las familias Arturo Zuazua

María de los Santos familiar de una de las cinco victimas fallecidas mencionó que exigen el castigo al responsable de este accidente; “nosotros como victimas exigimos que el responsable pague por lo que ocasionó  y que la empresa se haga cargo de los gastos, ninguna autoridad ni del municipio y del Estado se han acercado y nosotros necesitamos de ellos”, agregó que el ingeniero
Martín Lobo es el único que se ha encargado de los gastos funerarios.

Señaló que el servicio del SEMEFO (Servicio Médico Forense) fue deplorable pues se les hizo entrega de los cuerpos después de 36 horas y en muy mal estado por lo que la preparación de los mismos no fue la adecuada.

La Diócesis de Saltillo apoya a las familias de las victimas con apoyo espiritual, y por intercesión del Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios atiende con asesoría legal, lo anterior como resultado de uno de los objetivos de nuestro Plan Diocesano de Pastoral que habla precisamente en acercar al pueblo de Dios y pasar del silencio a la acción.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE