Eucaristía, milagro de amor

Arturo Zuazua Hernández

arturozuazua@diocesisdesaltillo.org.mx

Corpus Christi, el cuerpo y la sangre de Cristo.

Para seguir a Cristo debemos salir de nosotros para ser un regalo para los demás. Arturo Zuazua

El pasado jueves 15 de junio la comunidad saltillense celebró la fiesta de Corpus Christi, festividad importante para los católicos pues en ella se celebra la presencia de Jesús en la Eucaristía, donde se recuerda la institución de la Eucaristía que Jesús hizo durante el Jueves Santo en la última cena en donde convirtió el pan y el vino en su  Cuerpo y Sangre.

La celebración comenzó con una procesión de la vicaría Santo Cristo de la Coplilla en la que feligreses y presbíteros de las parroquias San Juan Nepomuceno, Catedral de Santiago y Nuestra Señora de la Luz se unieron para acompañar al santísimo.

Partiendo del templo de San Juan Nepomuceno y recorriendo las céntricas calles de la ciudad, la procesión llegó a la primera estación, en donde se llevo a cabo una reflexión por parte del presbítero Miguel Garza. Donde mencionó la importancia de la festividad de Corpus Christi: “Esta tarde somos la multitud del evangelio para acompañarle y que él nos acompañe, Jesús nos recuerda que para seguirle debemos salir de nosotros mismos y ser un regalo para los demás”.

Acto seguido, el presbítero y Vicario de la Catedral de Santiago Guillermo Alvarado fue el encargado de llevar la custodia en sus manos en la continuación de la procesión, enseguida el sacerdote salesiano de la comunidad del Colegio México Roberto Ollervides fue quien relevó la carga de la custodia. Metros más adelante y previo al arribo a la Catedral, el presbítero Alonso Gaytán también cargó en sus manos la custodia quien en su interior llevaba a Jesús Sacramentado.

Al llegar al atrio, el, párroco de Catedral Plácido Castro fue el encargado de llevar la custodia hasta el altar principal donde quedaría expuesto, para después llevar a cabo  la bendición con incienso. La festividad de Corpus Christi culminó con la celebración de la Eucaristía presidida por nuestro Obispo Emérito Francisco Villalobos y concelebrada por los presbíteros Plácido Castro, Alonso Gaytán, Guillermo Alvarado, Roberto Oyervidez, Miguel Garza y Alfonso Valadez.

Feligreses viven y cantan a Jesús Sacramentado. Arturo Zuazua.

En la homilía nuestro Obispo Emérito dijo: “Cuando nosotros nos congregamos para celebrar nuestra fe, estamos poniendo en relieve la existencia de Dios, quien es amor y providencia”. Así mismo comentó; “Dios es fiel a su alianza, es así como nosotros reconocemos en Cristo Jesús la nueva alianza, él memorial, meditemos esa grandísima misericordia que Dios ha tenido con nosotros.

Después recalcó la importancia de la fiesta de Corpus Christi: “Debemos superar las persecuciones de las autoridades, y esto se puede hacer aceptando a Jesús en nuestros corazones, la fiesta de Corpus Christi nos enseña la consagración del pan y el vino, el memorial que él nos dejó como enseñanza”, concluyó.

Al término de la celebración nuestro Obispo Emérito fue despedido por un emotivo aplauso por parte de la comunidad de Saltillo.



Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE