Enfrenten con valentía

Brenda Delabra /Reportero/ brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

Las crisis en el matrimonio son una oportunidad de amor

El amor de los esposos todo lo vence, es indestructible, indefectible, inseparable

El amor de los esposos todo lo vence, es indestructible, indefectible, inseparable

La reflexión de hoy séptimo día del Novenario del Santo Cristo de la Capilla, es en torno a las crisis que se viven en el matrimonio, algunas son superadas y otras acaban con el núcleo de la sociedad que necesita de justicia y derecho.

Monseñor Raúl Vera López, O.P., celebró la misa a las 5:30 horas, ante una feligresía que fue invitada a reflexionar sobre las crisis que han atravesado durante los primeros o los  25 o 50 años de casados, porque el amor no es igual al del día en que se comprometieron ante Dios, sino que debe ser mayor, destacó nuestro Obispo.

En una sociedad que está dando frutos de pobreza, de violencia, de criminalidad, de desigualdad, es posible salir de las crisis, mensaje claro de Fray Raúl Vera López.

“La figura para mostrar el amor que Dios siente por la humanidad, el amor entre los esposos, es la figura del amor más grande, porque es un amor indefectible, es un amor inseparable, es un amor indestructible y es un amor que va creciendo”.

“Cuando exista una dificultad, métanse en la cabeza que la unidad la deben mantener y no mantenerla a la fuerza, sino buscarla y eso es importante, por eso con el texto de Oseas, el profeta también le dice, ‘Te desposaré en la justicia y el derecho’, esto también es importante que en la familia se entienda la dignidad de la persona’.

Saltillenses en comunión

Saltillenses en comunión

Durante la homilía nuestro Obispo tocó la conciencia de los oyentes a siempre meditar sobre las acciones individuales que repercuten entre los miembros de la familia, padres que pelean frente a los hijos, madres que mal aconsejan a la hija o el hijo sobre la esposa o esposo que eligieron, herir a su esposa o esposo pintándolos de monstruos.

“Jamás hay que dejar entrar el rencor, jamás hay que hacerse la figura del monstruo que es mi mujer o esposo, cuando llegan las hijas o los hijos con sus quejumbres, no se les ocurra alimentar en ellos la figura del monstruito.  Tienen que ayudarles, porque eso es lo que acelera la separación, los primeros dañados son los hijos”, puntualizó.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
YOUTUBE