En solidaridad

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

Pastorales, grupos de apoyo y sacerdotes piden por el respeto a la labor de la Pastoral Penitenciara

 

Nuestro Vicario General, el presbítero Gerardo Escareño invitó a los asistentes a actuar con la verdad

La tarde del domingo 2 de abril la Pastoral Penitenciaria sintió el cariño de la comunidad en la Santa Misa que se celebró en apoyo al presbítero Robert Coogan quien hace más de una década ha estado al frente, el motivo dado a conocer por la Diócesis de Saltillo, la irrupción  de un hombre y una mujer uniformados al domicilio de la “Casa Hermanos Libres”, donde habitan el sacerdotes y jóvenes puestos en libertad.

Nuestro Vicario General, el presbítero Gerardo Escareño presidió la Eucaristía, en apoyo los sacerdotes Fernando Liñán que está a cargo de la Pastoral Social y que convocó a la celebración, Felipe Martínez, Adolfo Huerta, Candelario Velázquez, Pedro Pantoja y Robert Coogan concelebraron.

Dentro de la homilía el padre Fernando Liñán, dio lectura a un escrito en el que la Comunidad Diocesana, la Pastoral Social, el Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios y la Comisión de Pastoral Presbiteral, manifestaron su apoyo, solidaridad y acompañamiento a la Pastoral Penitenciaria, además de pedir justicia, como lo cita el documento:  “Exigimos a las autoridades del Estado que asuman la responsabilidad de investigar a fondo este hecho, identificar a quienes cometieron este ultraje y fincar las responsabilidades correspondientes. La falta de una debida diligencia y acceso a la justicia ante violaciones cometidas por servidores públicos, es parte de la estructura de la impunidad, por tal motivo exhortamos a las autoridades encargadas de la procuración de justicia atiendan ya este flagelo que tanto ha dañado a nuestra sociedad y a las instituciones del Estado. El Papa Francisco nos recordaba en Ciudad Juárez, que “el problema de la seguridad no se agota solamente encarcelando, sino que es un llamado a intervenir afrontando las causas estructurales y culturales de la inseguridad, que afectan a todo el entramado social”. Hay que superar, la injusticia, la impunidad, la corrupción y el uso injustificado de la fuerza para frenar el círculo de la violencia y la exclusión”.

El padre Robert Coogan agradeció a la comunidad, grupos de diferentes parroquias el apoyo y solidaridad

Por su parte el comisionado de Pastoral de Construcción de la Ciudadanía, Pedro Pantoja contextualizó la presencia del coro ‘Ángeles de Dios’ en una celebración con intensión particular, “Gracias a todas y todos ustedes que han venido a esta celebración de protesta, sobre todo valorando muchísimo el canto hermosísimo de estas niñas dice el salmo, “De la boca de los niños sabes también traer la alabanza a la gloria de Dios”, muchísimas gracias, porque no saben en el lío que se están metiendo. Participar en una  Eucaristía que huele a protesta que huele a denuncia y que manifiesta una indignación muy grande, y que esto las haga crecer en esa belleza del canto y su valor de niñas y en ese gran valor como personas.

De tal manera que qué atrevimiento que todos podamos ser cómplices en una celebración de la Eucaristía, yo creo que es lo de los tiempos nuevos, una Eucaristía que tiene fuerza, audacia, coraje y que está unida a la vida, a la realidad…”

Niños, niñas, jóvenes, señoritas, hombres, mujeres, adultos y adultas mayores de Saltillo, General Cepeda, Parras, miembros de diferentes parroquias, colectivos como Sí a la Vida, FUNDEC, Grupo Lambda, manifestaron su apoyo a través de las ofrendas que fueron entregadas para la “Casa Hermanos Libres”, además de reiterar el apoyo a nuestro presbítero Robert Coogan.

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE