Emprende nueva encomienda

Adalberto Peña

adalberto.godines@diocesisdesaltillo.org.mx

El presbítero Raúl Trujillo se convirtió en el nuevo párroco del Señor de la Misericordia en Saltillo

Como acto de compromiso, el nuevo párroco realiza su profesión de fe y juramento de fidelidad. Fotografía: Adalberto Peña

Agradecidos con el trabajo realizado por el presbítero Roberto Leza, la comunidad de la parroquia del Señor de la Misericordia dio la bienvenida a su nuevo párroco, el presbítero Raúl Trujillo Pérez, quien a partir de hoy trabajará mano con mano con los feligreses en la nueva tarea que se le ha encomendado. La celebración eucarística de toma de posesión tuvo lugar el pasado domingo 28 de mayo en punto de las 19:00 horas, hasta el templo se dieron cita los miembros de los diferentes grupos de la parroquia y vecinos, quienes querían saludar y dar la bienvenida al padre Raúl y despedirse del padre Roberto.

El nombramiento que acredita a Trujillo como el nuevo párroco, fue leído por el presbítero Miguel Martell, en dicho documento se le recuerda al párroco que es importante motivar y dinamizar la acción pastoral, impulsando a llevar a cabo los objetivos que nos marca el Plan Diocesano y trazar un camino que los lleve a cumplir con los objetivos que de éste emanan; además se le pide administrar bien la parroquia y estar en contacto con los grupos y movimientos, pieza clave para el dinamismo de la vida parroquial.

En un acto de empatía con los dirigentes y miembros de los diferentes grupos que ahí se encontraban, Fray Raúl Vera López se condujo hacia ellos en la homilía, recordándoles que el trabajo pastoral no se encuentra solo en las reuniones como grupo sino que comienza cuando cada uno de sus miembros va a sus ambientes: “Jesucristo nos deja el mandamiento del amor, los grupos De la Iglesia solo son para organizarnos y salir a amar a quienes sufren dentro de nuestra sociedad. Nuestra sociedad tiene hambre provocada por salarios miserables, por estructuras de gobierno que solo buscan intereses propios; ser cristiano no consiste en formar grupos, es darle cuenta a Dios de toda la administración de la tierra que es la casa donde vivimos”.

El padre Guillermo Álvarez fue el encargado de leer el evangelio, al fondo se observa al padre Raúl Trujillo, Monseñor vera López y el padre Roberto Leza. Fotografía: Adalberto Peña

Por ultimo llamó a los asistentes a ser cristianos las 24 horas del día, en cualquier ambiente y ante cualquier situación. “Jesús nos enseña a vivir correctamente en la tierra no solo cuando estamos sentados en las bancas, no solo cuando venimos al grupo de la Iglesia, no podemos ser cristianos aquí y allá afuera quedarnos callados ante tanta injusticia”. Concluyó recordando que el papel de quienes pertenecen a una comunidad parroquial, es el de apoyar para que en cada casa llegue el evangelio y nuestro testimonio.

Como señal del compromiso del nuevo párroco con Dios y con la comunidad que le fue encomendada, el presbítero realizó su procesión de fe y juramento de fidelidad, además recibió las nuevas insignias como las llaves del sagrario, las llaves del templo, los libros de administración de sacramentos etc. Todo con el objetivo de luchar por una iglesia más abierta y cercana a los demás.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE