“El que vive y cree en mí no morirá para siempre”

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

08 de junio de 2018

Que el amor que refleja el Sagrado Corazón de Jesús se manifieste en los laicos actuando con justicia y no dañar al prójimo

La comunidad ya trabaja en el Plan Pastoral Diocesano. Foto: Brenda Delabra

Los fieles que acuden a la capilla Sagrado Corazón de Jesús ubicada en la colonia Manantiales del Valle en Ramos Arizpe, Coahuila  participó en la celebración solemne, después de realizar una procesión por la colonia en la que pidieron por las familias, los niños y jóvenes para que puedan no sólo fomentar la devoción sino seguir el ejemplo de Jesús.

Por la tarde una ligera lluvia refrescó el caminar de niños, jóvenes y adultos, que llegaron a la capilla para dar la bienvenida a Monseñor Raúl Vera López, quien presidió la celebración y concelebró el padre Omar Ordoñez que está a cargo del sector. En la procesión de entrada pequeñas y mujeres adultas saludaron a nuestro pastor, quien pidió corresponder al amor que Jesús nos tiene y afirmó: en el corazón humano de Jesús podemos conocer más ampliamente el corazón divino de Dios. Que se manifestó a través de su hijo que murió para perdonar nuestros pecados y darnos vida eterna.

El sufrimiento, la humillación que Jesús padeció en la tierra debe ser para los cristianos entendido, comprendido ante la situación actual donde las leyes aprobadas van dejando a la familia de lado, un ejemplo claro se vive en Ramos Arizpe en colonias como Analco y Blanca Estela, donde los niños y jóvenes crecen sin sus padres debido a las largas jornadas de trabajo.

“El artículo 39 de la Constitución dice que los mexicanos podemos darnos el tipo de gobierno que nosotros queramos, si se puede hacer al dialogar nosotros y hacer una Constitución nueva en la que ya no estén esas leyes criminales, esas leyes genocidas. Es un genocidio hacer morir al mismo tiempo a mucha gente, eso es lo que están haciendo con unos salarios miserables y repartiendo casas de interés social, hermanas y hermanos ahí tenemos que hacer.

Encomendados al Sagrado Corazón de Jesús. Foto: Brenda Delabra

La soberanía de México está en nosotros, para que haya justicia y nos garanticen todos los derechos. Los niños tienen derecho a que su padres los cuiden, a la alimentación y una casa digna, hermanas y hermanos los cristianos nos hemos acostumbrado a hacer cristianos porque venimos a los templos y hemos recibido sacramentos, somos cristianos si luchamos por la justicia, el amor y la paz en el mundo. Estamos hablando del amor de Dios que es el que nos mueve a nosotros, tenemos que entender que el amor de Dios nos debe llevar a compadecernos de esos niños que están creciendo sin papás, porque los tienen metidos en las fábricas; porque los congresistas autorizaron para que los que vienen a ganar dinero se enriquezcan rapidísimamente, esto está pasando en nuestro país”, destacó el fraile dominico.


Que además hizo un análisis comparativo del salario de un obrero comparado con el de diputados, senadores y jueces de la Suprema Corte, lo que causó un gran interés en las y los hombres adultos, al ver la realidad que vive su sector donde los padres están ausentes por dar un techo, educación básica y alimentación al día a sus familias.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE