Digna Navidad   

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

24 de diciembre de 2018

Saltillo, Coahuila

En la Cocinita de la Caridad brindaron una calurosa convivencia y un día lleno de alegría a quienes acuden diario al comedor.

Una fiesta navideña vivieron las y los beneficiarios de la Cocinita de la Caridad. Foto:Brenda Delabra.

Compartir es uno de los valores primordiales en el ser humano, la Orden de los Frailes Mínimos infunde en su comunidad el deseo de servir a los más necesitados, uno de los medios es la Cocinita de la Caridad comedor con más de dos años de existencia que da comida gratuita, hoy no fue la excepción.

En el patio de el Convento de Nuestra Señora de la Soledad, se colocaron toldos, mesas, sillas para 140 personas que son las que diariamente acuden al comedor, la mesa lució con manteles blanco, rojo, verde y al centro una noche buena con los que se recreó un gran ambiente navideño.

Cada invitada e invitado al entrar recibió un gorro y una bufanda, Fray Omar Solís OM les dio la bienvenida, mientras se reunió un grupo, las y los colaboradores sirvieron el platillo del día digno de una cena de Noche Buena, pasta, puré de papa y pavo les fue servido, de postre una rebanada de pastel y lo mejor fue el tiempo de convivencia entre ellos y ellas que han logrado crear una fraternidad.

La tarde fue especial al cambiar la dinámica pues en el comedor hay cupo para 16 personas y deben esperar turno para recibir el alimento, hoy todos comieron juntos, platicaron y fueron atendidos por las y los voluntarios de la cocinita quienes les llevaron hasta la mesa la comida.  Al despedirse con una sonrisa, agradecimiento y deseando una feliz Navidad a todos los presentes los beneficiarios del comedor recibieron además un bolo y una cobija.

El trabajo en equipo de los bienhechores, la comunidad de Nuestra Señora de la Soledad, la Orden de los Mínimos refleja el ejemplo de amor al prójimo, el servicio a los pobres y dar un trato digno a todas y todos los que acuden de lunes a viernes en el horario de 12:00 a 14:00 horas, la mayoría adultos mayores, algunos en condición de abandono, otras familias de escasos recursos, hombres sin trabajo, todos son recibidos con los brazos abiertos con la sencillez que Jesús llegó. Felicidades a la Orden de los Mínimos, su feligresía, grupos, movimientos, bienhechores por el trato digno y la generosidad para hacer una Navidad feliz y diferente a nuestras y nuestros hermanos necesitados.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE