Dejen la indiferencia

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

26 de agosto de 2018

Saltillo, Coahuila

Como cristianos aprendan a leer el mundo y las injusticias estructurales que se comenten contra el pueblo

Los candidatos al diaconado permanente llevarán la palabra de Dios eficaz y viva para que llegue al corazón de quien la recibe. Foto: Brenda Delabra

La Eucaristía dominical se ofreció por los 19 candidatos al diaconado permanente en Saltillo, quienes recibieron el ministerio de Lectorado por nuestro Obispo Raúl Vera López, en la Catedral de Santiago Apóstol. Además miembros del colectivo de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila estuvieron en la misa para conmemorar el Día Diocesano para las personas víctimas de desaparición forzada, el cual se instituyó en 2016, el último domingo del mes de agosto.

Ante la presencia de familiares de hombres y mujeres que están desaparecidos, nuestro Obispo puso como ejemplo la injusticia que comenten las estructuras, en este caso el gobierno. “Las acciones violentas que ejecutan muchas personas, están aliadas al crimen organizado o bien contra las familias, es un fenómeno complicado en donde han estado implicados gobiernos del estado, hemos presentado ante la Corte Penal Internacional”.

Pidió a los 19 laicos en formación para el diaconado permanente atender a las necesidades de los miembros de la Iglesia y de cualquier religión, pues todos somos hermanos y son bienvenidos a las estructuras de la Diócesis, ya que las injusticias alcanzan todos los sectores de la sociedad a lo cual no pueden mostrarse indiferentes.

“Debemos trabajar porque las estructuras políticas que son las que nos deben garantizar la justicia, que son las que nos deben garantizar el derecho a una educación, que nos tienen que garantizar el derecho a un servicio de salud. Ustedes pueden pensar existe la medicina privada, para alcanzar la medicina privada necesitas un ingreso justo, ni siquiera tienes para comprar un mejoral, ¿lo entienden? Esto es lo que debe garantizar el Estado, los servicios que se nos ofrecen, la habitación que se nos ofrece tiene que ser pagada por un salario justo y no esas casas inhumanas de interés social donde todo mundo se enferma, en donde no hay intimidad de nadie, hermanos, esto lo tenemos que ver los cristianos”, destacó el fraile dominico.

Invitó a trabajar a las y los cristianos en los deberes de justicia con el prójimo que padece de un mal salario, los familiares que trabajan para buscar a sus desaparecidos y no reciben respuesta ni ayuda de las instituciones gubernamentales o ayudar a quienes padecen como las viudas de Pasta de Conchos que no recibieron los cuerpos de sus esposos por una cuestión de protección a Grupo México. Las víctimas han creado colectivos que la Diócesis acompaña, pero no es suficiente porque el esfuerzo debe ser de todos.

Las esposas de los candidatos los acompañaron en la institución del ministerio de Lectorado. Foto: Brenda Delabra

“Esas cosas las tenemos que ver si verdaderamente estamos inflamados del amor de Dios a través del alimento de su cuerpo y de su sangre y del alimento espiritual que nos da el Evangelio para la criteriología de aprender a leer el exterior, aprender a leer porque esas diferencias entre un obrero y un dueño de una empresa, por qué el obrero no tiene derecho a una vivienda digna y el dueño vive en un palacio”.

Al finalizar la homilía los 19 candidatos al diaconado permanente recibieron la Sagrada Escritura de manos de Monseñor Raúl Vera, en la celebración estuvieron el Vicario General de la Diócesis el padre Gerardo Escareño y el padre Francisco Javier Rodríguez Trejo, comisionado de Diaconado Permanente, ante quienes hicieron el compromiso de llevar el Evangelio de manera eficaz y viva a cada lugar  que visiten, además de tocar conciencias en el Pueblo de Dios para tomen acciones que logren cambiar las estructuras económica, política y social.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE