Debemos ser católicos conscientes

Rubí Padilla

rubipadilla@diocesisdesaltillo.org.mx

9 de septiembre de 2018

Saltillo, Coahuila

“Se ha hecho mucho daño y nosotros con los brazos cruzados”

El domingo 9 de septiembre Monseñor Raúl Vera López celebró la misa XXIII del tiempo ordinario en la Catedral de Santiago.

“El cielo nos lo ganamos con las obras buenas aquí en la tierra, no con requisitos” comentó el Obispo Raúl.- Foto: Rubi Padilla 9/9/18

El Obispo Raúl Vera López después de leer el Evangelio de San Marcos, en el cual Jesús sana a un sordo y tartamudo que se encuentra en Sidón, explicó a los  y las presentes que el evangelista representaba a los discípulos que seguían a Jesús que tenían la idea errónea de que Jesús sólo salvaría a los judíos, situación que se sigue presentando en nuestros días.

“El Evangelio nos presenta dos cosas,primero Jesús está hablando en medio de un pueblo pagano, un pueblo que no es territorio judío, donde estaban los descendientes de los hebreos, el sordo y tartamudo representa a los discípulos, los más cercanos, los apóstoles, a quienes creían que Jesús nada más venía a  salvar a los judíos y no hermanos y hermanas, el mensaje viene para los ateos, musulmanes, judíos, para todas las religiones que hay en la tierra, allá en África, en la selva amazónica, nuestro Señor Jesucristo viene para los asiáticos que no conocen el Evangelio, viene para todos” comentó Monseñor.

Con el fin de hacer entender a los presentes la indiferencia que se tiene callando los problemas que vive nuestra sociedad, el fraile dominico Raúl, recordó los sucedido en Pasta de Conchos donde las instituciones y el gobierno detuvieron la búsqueda de los que quedaron atrapados para evitar que saliera a la luz el mal estado en que se encontraba la estructura de la mina.

“El Señor vino a enseñarnos a compartir el pan de la justicia” Foto: Rubi Padilla 9/9/18

Destacó que: “se ha hecho mucho daño a nuestra sociedad y nosotros estamos con los brazos cruzados, la salvación del mundo es un mundo sin injusticia. […] Debemos ser católicos conscientes de lo que está pasando a nuestro alrededor. Si no pensamos en todos y todas, si seguimos con un cristianismo minimalista, nada más cumpliendo con lo indispensable, ¡qué pena!, hermanos y hermanas necesitamos predicar el Evangelio que Jesús vino a dejarnos.  Santa Catalina de Siena decía: El predicador que le oculta la verdad a la gente no la quiere, se quiere a sí mismo. La predicación nos lleva  a la salvación” y les aclaró que “el cielo nos lo ganamos con las obras buenas aquí en la tierra, no con requisitos. El Señor vino a enseñarnos a compartir el pan de la justicia”.

Y resaltó la iniciativa de los campesinos en General Cepeda por defender su tierra y evitar que se contamine su agua, convocando a los y las presentes a hacer lo mismo,“pensemos en que la tierra que tenemos, debemos cuidarla como una casa en la que nosotros dependemos de todos, Jesús vino a darnos el ejemplo de cómo vivir con los demás rompiendo el egoísmo y abriendo el corazón”.

A pesar del mal clima y  la falla en la electricidad que ocasionó que durante la misa se quedaran sin luz al inicio de la celebración, los y las presentes se quedaron hasta el final.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE