De campesino a campesino

Adalberto Peña

 adalberto.godines@diocesisdesaltillo.org.mx

Parras de la Fuente, Coahuila

23 de marzo de 2019

Realizan en Parras de la Fuente, Coahuila, el primer foro para motivar a la defensa del agua en la región

Juan Gamboa junto a Ernesto Martínez y Felipe Rodríguez exponiendo la situación vivida en general Cepeda. Fotografía: Adalberto Peña.

El Primer Foro Campesino del Agua reunió, el pasado viernes, a más de un centenar de personas en las instalaciones del FAC (Fraterna Ayuda Cristiana). Mujeres y hombres de la región, atendieron a la invitación para informarse sobre el grave problema al que están expuestas familias enteras, de realizarse una extracción masiva de agua del Acuífero Saltillo Sur para beneficiar al proyecto de Ciudad Modelo Derramadero, luego de que la CONAGUA  avalara un estudio realizado por la empresa Aguas de Saltillo, con el cual pretenden justificar dicha extracción.

En el contexto del Día Mundial del Agua, y al tener esta grave realidad de frente, trabajadores del campo en diferentes regiones de Coahuila y Zacatecas ofrecieron un panorama de lo que se vive en distintas comunidades, con la intención de informar y motivar a la sociedad a luchar, de forma organizada, por un derecho que es de todas y todos, pues están convencidos que solo así es posible sobrevivir.

Un acuífero sobre explotado, comunidades ejidales que quedaron sin agua potable hace décadas, una zona dónde la lluvia escasea, una lucha que comenzó a finales de los 90´s y un derecho al vital líquido que se vuelve utópico pues cada día se palpa más el despojo a los campesinos de sus tierras y de los recursos naturales, para satisfacer los intereses de algunos mercenarios a costa de la vida de familias enteras.

Los anteriores no son datos tomados de algún estudio y solo cuentan con el aval de las mujeres y hombres que diariamente sobreviven ante una realidad que, por ahora, no tiene otro destino vislumbrado que ser carcomidos por los proyectos en pro de un falso “desarrollo”; Es el testimonio de quienes se niegan a abandonar sus tierras y entregarlas a las grandes industrias, es la vivencia de aquellos a los que el modelo económico en México ha catalogado como “no productivos”, personas a las que casi nadie les conoce el rostro pero que han decidido alzar la voz.

De pueblos mágicos a pueblos fantasma

Parras, Viesca y General Cepeda, son tres

Compañeros del Frente de Comunidades Afectadas por la Minería se hermanan en la lucha por el agua de esta región. Fotografía: Adalberto Peña.

de los principales municipios que se verían afectados al realizarse el despojo que se pretende cometer con la extracción de agua de un acuífero sobre explotado. Los dos primeros, fueron nombrados “Pueblos Mágicos” de nuestro Estado para darles vida, misma que ahora quieren arrebatarles al saquear el vital líquido. 

Felipe Rodriguez Muñoz, presidente del Comité de Cuenca Parras – Paila, considera que es importante que la sociedad sea sensible ante estos temas, pues el problema que se vive actualmente con el agua y su extracción desmedida, representan “una gran amenaza” para municipios como General Cepeda, Parras y Viesca. “Si se realiza esta extracción, pasaremos a ser pueblos fantasmas, debemos estar muy atentos y en pie de lucha. Nos estamos jugando la vida y es un parteaguas para estos municipios. Estamos buscando la información y la organización de la gente”.

“Proyectos de muerte disfrazados de desarrollo”

Para Juan Gamboa, miembro del Colectivo Sí a la Vida, la creación de estos espacios de expresión son importantes, pues, casi nunca se le da la voz a un campesino. “Siempre habrá un foro donde están los expertos, pero existe una brecha en el lenguaje y el entender entre los expertos y los campesinos”. Además recalcó la importancia de manifestarse en contra de estos “Proyectos de muerte disfrazados de desarrollo”.

“Existe una campaña de desinformación, es ahí donde nostros hacemos juicios equivocados sobre el desarrollo, el progreso y la sustentabilidad. Vivimos en una zona donde casi no llueve, nosotros al vivir en el desierto lo hemos aprendido y generado infraestructura para vivir bajo esas condiciones. Uno de los argumentos que tiene la industria es que nosotros no somos productivos, sin embargo vemos que una persona ha podido dar educación a sus cuatro hijos con ese pequeño ingreso que pudiera significar el ganado de chivas, pero eso nunca se dice y no se le da importancia a la producción agrícola”, comentó.

 Gamboa no tiene duda que, el llamado “desarrollo”, ha consumido en gran número, la vida de muchas comunidades ejidales. “El problema del agua comenzó en los años 70´s al abrir Parras el Alto, un emporio agrícola que afectó varias comunidades como Seguín, Santa Cecilia, Ciénega del Carmen y Palo Alto, entre otras que hoy no tienen agua potable. Esta problema ha seguido pues permanentemente se han sobre explotado los acuíferos con la instalación de empresas agroindustriales”.

Prevenir para no morir

Felipe Pinedo, dirigente del Frente de Comunidades Afectadas por la Minería y de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala, en el Estado de Zacatecas, acompañado por un comisariado ejidal y un compañero de lucha, sostiene que es importante hermanarse en causas como ésta, pues el derecho al agua es universal.

Un “escenario catastrófico” es como califica Pinedo la situación que se vive actualmente en Mazapíl, Zacatecas, donde asegura, ya no hay agua potable y la extracción de la misma de profundidades de hasta mil metros ha causado enfermedades en la población. “Vemos que aquí, en Parras, hay un proyecto para extraer agua y llevarla a a otras partes y que estamos seguros, dejará este lugar en las mismas condiciones en las que se encuentra Mazapíl, un escenario de desabasto, desolación y desesperación”

“La organización es la base para prevenir este saqueo criminal” asegura el zacatecano, quien advirtió que aun es muy buen tiempo para defender el agua de la región, que aunque no es mucha “al menos ustedes la tienen y hay que luchar por ella” mencionó.

Voz de esperanza y respaldo

Fray Raúl Vera López, O.P. pide identificar a los traidores de la nación. Fotografía: Adalberto Peña.

Fray Raúl Vera López, quién desde su llegada a la Diócesis de Saltillo, hace 19 años, ha acompañado la lucha de grupos vulnerables. Respaldó las acciones organizadas de los campesinos en esta defensa del derecho humano al agua, pues está convencido que desde esta base social pueden lograrse muchas cosas importantes. 

“Hoy en el país se habla de una cuarta transformación, sin embargo vemos que aquí se están violando los derechos que se ganaron con la tercera transformación que es la Revolución Mexicana. Se asegura que las cabezas de las secretarías han cambiado, pero las estructuras siguen siendo las mismas. Lo que pasa en el Acuifero Saltillo Sur y el gua de los campesinos, es un referente a nivel nacional para ver que el Gobierno Federal en realidad quiere una cuarta transformación”. Enfatizó.

Además aseguró que respaldar un proyecto como el de Ciudad Modelo Derramadero, es regresar a un modelo de hacienda del siglo XIX, donde lo que suceda dentro de ella podrá hacerse sin importar las leyes del país, actuando a la conveniencia de los empresarios y dañando de manera severa la vida de los campesinos de esta zona.

 

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE