Cristo de carne y hueso

Adalberto Peña

 adalberto.godines@diocesisdesaltillo.org.mx

Saltillo, Coahuila.

31 de julio de 2019

“La fraternidad comienza al aproximarse al otro”, Obispo Vera

Momento de la comunión en Novenario del Santo Cristo de la Capilla. Fotografía: Adalberto

Un llamado a ser cercanos al prójimo y sus sufrimientos, fue el que se realizó en torno al cuarto día del novenario del Santo Cristo, invitando a quienes asistieron a la primer Misa de ésta jornada a recordar que el sentido del amor es la preocupación por quien se ama y el mandato de Jesús a dar la vida por quienes están próximos, reconociéndoles como rostro verdadero de Cristo. “Amar es tocar la carne del hermano”.

Tomando como referencia el Evangelio de San Lucas, en el que se presenta la parábola de “El buen samaritano”, el obispo de Saltillo exhortó a la comunidad a dejar de lado la enajenación ante lo que sucede en el mundo, para comenzar a prestar atención a los males que aquejan a la sociedad por causa de las estructuras de poder que hoy imperan.

“El samaritano dejó todo por atender a aquel que sufría, los que ya habían cumplido con su culto, se siguieron de frente. no debemos convertirnos en cristianos de culto, que solo están dentro de los templos. El Papa Francisco nos invita a salir…Estamos creando una sociedad enferma, niños con depresión a causa de la falta de sus padres porque trabajan largas jornadas; mientras no tengamos la capacidad de acercarnos al Cristo de carne, no podemos llamarnos cristianos. No podemos ser ajenos a todo esto”, expresó.

En el mismo contexto, insistió en ser sensibles y misericordiosos con los que sufren, recordando que hoy, de manera especial, son los migrantes quienes necesitan ser amados y acogidos luego de recibir malos tratos y ser violentados por autoridades y grupos criminales. Así fue como recordó a Raquel, una mujer que, sin saberlo, inició con el proyecto de La Casa del Migrante al recibir en su casa a quienes llegaban agobiados a pedir alimento o atención médica.

“Por último, Monseñor Vera López advirtió que además de la indiferencia, son los prejuicios los que no permiten cumplir con el acto de amar a quien sufre. “Acercándonos al Cristo de carne, que sufre, es como descubrimos las estructuras que hacen que el mal se produzca y reproduzca… Estamos hablando de la fraternidad, pero la queremos hacer desde lejos, llenos de prejuicios; Debemos tener el corazón limpio de todo lo que nos impide el amor”, finalizó.

 

 

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE