Crece en Jesús para edificar en roca firme

 

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

04 de enero de 2020

Saltillo, Coahuila

Lleva la raíz por un buen camino hacia quienes vienen a buscar a Cristo

 

Sacerdote para siempre. Fotografía: Brenda Delabra

El diácono Eugenio Breseda Piedra, recibió el orden del presbiterado por imposición de manos de Monseñor Raúl Vera López O.P., quien le ha encomendado la dirección espiritual de los seminaristas del Curso Introductorio en Castaños, Coahuila.

Acompañado de su madre, la señora Raquel Piedra y sus hermanos, el diácono llegó a la Catedral de Santiago Apóstol para consagrase al sacerdocio, vocación que descubrió y maduró al trabajar con wixárikas. El originario de Tepic, Nayarit llegó a la Diócesis de Saltillo en marzo de 2017, ya con estudios de Teología y filosofía, dio servicio en las parroquias Espíritu Santo de Monclova, en el templo San Cayetano en Hércules, Coahuila y la parroquia San Patricio en Saltillo, en agosto de 2019 ingresó al equipo formador del Seminario Diocesano de Saltillo, como prefecto del Seminario Menor.

El Obispo Raúl Vera, habló en la homilía sobre la importancia de la labor del entonces diácono, al escuchar en la Liturgia de la Palabra el llamado a derrumbar, derrocar, destruir el pecado, las estructuras que producen y multiplican la muerte, el hambre, las guerras, las desigualdades, las injusticias que hoy en día la Iglesia tiene como misión para transformar el mundo.

“Un mundo en donde desaparezca todo el mal, que sea un mundo en donde haya paz, donde haya justicia, donde haya amor, en donde haya igualdad, en donde haya verdadera fraternidad, en donde sea respetada la creación, en donde sea respetada la naturaleza… Estamos en una situación crítica”, y pidió al candidato a ser ejemplo con los jóvenes seminaristas, a buscar siempre a Jesús en ellos y no buscar hacer una carrera sacerdotal, el reconocimiento de la gente o ser un sacerdote que acepta cosas, sino un pastor que viva, acompañe y predique con el ejemplo.

“¿A quién buscas? te va a estar preguntando siempre Jesús, si lo buscas a Él vas a ser muy feliz y más tú que vas a enseñar a estos jóvenes. Con ellos vas a buscar a Cristo siempre, va a ser muy emocionante para ellos porque les llevas ventaja, pero ellos apenas están ahí, tienen que verte a ti que lo buscas a Él en la oración, que lo buscas en su palabra, que lo buscas en la práctica de la caridad, que lo buscas en los pobres, en los obreros. A donde tú vas, al Curso Introductorio hay una crisis muy grave, la crisis de la empresa acerera que hay ahí, porque se está desbaratando, claro que va a venir alguien al rescate, pero habrá que ver bajo qué condiciones”, destacó el predicador dominico.

La señora Raquel entregó a su hijo al servicio de Dios. Fotografía: Brenda Delabra

Posteriormente se realizó el rito de ordenación, en el que el diácono Eugenio Breseda Piedra expresó su consentimiento para ingresar al orden del presbiterado, hizo la promesa de obediencia y fidelidad. Recibió la imposición de manos de Monseñor Raúl Vera López, el padre Gerardo Escareño, Vicario General, el padre Juan Razo García, Rector del Seminario y sacerdotes de la Diócesis de Saltillo, así como de su padrino el presbítero Luis Eliodoro Salcedo Morales, de la Diócesis de Nayarit que junto con el padre Juan Razo le impusieron la estola y la casulla.

Al finalizar la Santa Misa, el padre Eugenio Breseda dio un mensaje: “Quiero agradecer a Dios este regalo maravilloso del sacerdocio que es una gracia que Dios concede, sé que no soy digno, pero Dios ante todo me hace este llamado y yo por generosidad le respondo. Gracias señor Obispo don Raúl que ha confiado en mí, me ha aconsejado y sobre todo que me hace esa encomienda de colaborar en esta bella Diócesis que lleva un proceso maravilloso. A los padres que están aquí les agradezco infinitamente su presencia, su amistad y pueden contar conmigo siempre. Una de las cosas que la Iglesia nos pide es la fraternidad, la hermandad eso es una característica de la Iglesia y queremos que nuestra entrega sea una entrega a Dios por medio de ustedes, el sacerdote es sacerdote con el pueblo, el pueblo es pueblo si está con el sacerdote, por eso vamos a darle gracias a Dios por este regalo. Yo quiero responderle a Dios con fidelidad, mucha alegría y que Dios me de sabiduría para saber hacer

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE