Construyamos el reino

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

Los confirmados y las familias de Hércules, Coahuila fueron llamados a cuidar de la tierra, luchar para hacer valer sus derechos laborales, a la educación y una vida digna

El presbítero Vicente Eliamar Vega dio lectura al Evangelio

Un grupo de 32 jóvenes recibió el sacramento de la Confirmación, en Hércules, Coahuila, los 16 varones y 16 señoritas, al renovar su fe se comprometieron a tomar acciones que mantengan una vida sana  y productiva en la tierra, además de trabajar para tener condiciones de vida favorables para ellos y sus familias.

El sábado en el que se celebró la Octava de Pascua, el mensaje principal de la Liturgia fue anunciar el Evangelio a toda la humanidad, mismo que recibieron los apóstoles después de la resurrección de Jesucristo, pues después de su muerte, la humanidad tuvo un cambio radical, al ser liberada del pecado y la esclavitud.

La celebración se efectuó en el casino del poblado, en donde las familias de las y los jóvenes se congregaron para ser testigos de la confirmación de fe que como cristianos eligieron reafirmar ante nuestro Obispo Raúl Vera y el presbítero Vicente Eliamar Vega quien está a cargo del templo San Cayetano.

En la homilía Monseñor Vera López invitó a los confirmandos y las familias que participaron en la Santa Misa a pensar y actuar con principios morales, para poder planear de manera correcta las acciones, siempre identificando el bien para lograr cometer actos buenos que nos permitan cuidar la casa que es de todos, la tierra.

“Dios creó este mundo para nosotros  y lo tenemos que cuidar, estamos haciendo cosas bárbaras que el Papa Francisco ya nos advirtió, nos dio una carta que se llama Laudato Si, sobre el cuidado de la creación. No podemos contaminar el agua, no podemos contaminar la tierra, no podemos contaminar el aire, no podemos desbaratar  los bosques, no podemos, no debemos. Pero ahora todo lo queremos hacer mercado, todo lo queremos vender y acabamos con el bosque para hacerlo papel y sacar dinero, el agua que sirve para darle la vida a la tierra para que en ella crezca el trigo, crezca el maíz, crezca el frijol, crezcan los árboles frutales, ah no llega uno y ve cómo va el río llevando el agua y dice aquí voy a hacer una represa, y todos los que están aquí esto se va a convertir en una gran presa, voy a poner una planta hidroeléctrica voy a vender la energía eléctrica al gobierno mexicano o voy a vendérsela a los gobiernos centroamericanos y ustedes se van de aquí. Estas barbaridades estamos haciendo, no se puede hacer eso, acabar con la vida humana para ser muy rico, sin importar todos los campesinos  que van a perder su tierra, y van a tener que irse a las ciudades a ver de qué viven y todos los alimentos que ellos producían para nosotros ya no los vamos a tener, porque este señor va a ganar mucho dinero a costa de vidas humanas, esto no lo podemos hacer, la tierra no la podemos usar contra la vida, contra los demás, eso es el pecado”.

El Evangelio nos dice cómo actuar en lo personal, pero también en la vida colectiva, pues Dios con su muerte y resurrección nos regaló el reino en la tierra para que como cristianos la cuidemos, además de crear estructuras que permitan un desarrollo con justicia, libertad y principalmente el respeto al prójimo en lo individual, en educación, en lo laboral, en éste último existe una situación tensa entre la minera y los trabajadores de Hércules.

Estar con las y los jóvenes fue una gran experiencia para Fray Raúl Vera

“Estoy enterado que hay un desarreglo de los trabajadores de la minera y es un desarreglo que incluye a trabajadores y empresarios, y a qué me refiero, pues al sindicato, me refiero al sindicato, al toro por los cuernos… En 1891 el Papa León XIII sacó una carta que hablaba del mundo del trabajo y en esa carta el Papa habló del sindicato y dice que es muy importante que los trabajadores tengan una organización de ellos, no de la empresa… Es independiente, cómo vas a defenderte de manera independiente si estás bien amarrado, el trabajador tiene derechos como ser humano, no solamente el empresario tiene derecho a contratar, contrata a seres humanos cuyo trabajo vale, cuyo trabajo debe realizarse con dignidad, debe realizarse con salud, debe realizarse con capacidad de discutir las cosas que se tengan que dar entre la empresa y el trabajador pero el trabajador tiene que tener una organización independiente y esas organizaciones independientes son los sindicatos, aquí estamos muy acostumbrados a ver los sindicatos que manipula el gobierno y por eso se ha perdido lo sindical, porque los sindicatos charros son los que el gobierno tiene”.

Por ello Monseñor Raúl Vera, invitó a los papás y mamás, madrinas y padrinos que trabajan en la empresa minera a defender sus derechos, a las y los jóvenes les dejó la tarea de prepararse académicamente para que actúen en un futuro de manera justa, y puedan tener oportunidades que sus padres quizá no han tenido fuera del pueblo.

Posteriormente los confirmandos recibieron la luz del fuego nuevo en manos de sus madrinas y padrinos, renovaron las promesas de fe y recibieron la imposición de manos de nuestro Obispo, quien para finalizar la celebración dijo estar contento de compartir un momento tan especial para la comunidad que tanta sed de justicia y cumplimiento a los derechos laborales tiene.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE