Como los jóvenes den testimonio

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

04 de agosto de 2018

Saltillo, Coahuila

De la gloria de Dios, con la transformación de la vida individual para terminar con el pecado social

La devoción al Santo Cristo nace desde la infancia y se mantiene por generaciones. Foto: Brenda Delabra

A un día de concluir el novenario al Santo Cristo de la Capilla, la figura de las y los jóvenes en la vida de Jesús nos invita a actuar con la pureza, autenticidad y valentía ante un mundo que necesita ser reformado.

El Evangelio de San Marcos (16,1-7) donde se narra como un joven de túnica blanca anunció que Jesús había resucitado a María, María Magdalena, la madre de Santiago y Salomé que fueron al sepulcro para ungir el cuerpo de Jesús, así los cristianos somos testigos de la vida, de la gloria de Dios.

Monseñor Raúl Vera predicó en la misa de las 5:30 horas, en la que destacó que los jóvenes que aparecen en junto a Jesús en este novenario son ejemplo para quienes han vivido este camino espiritual el que debe conducir a una transformación.

“Nuestro quehacer en la tierra es que somos testigos de un resucitado, no somos testigos de una persona muerta, somos testigos de un resucitado que viene a modificar la vida humana, él en sí mismo, en su naturaleza humana estuvo sometido al vituperio, a la burla de los seres humanos, llegó a la casa del jefe de la sinagoga cuando dijo Jesús, dejen ese llanto, dejen esos gritos porque la niña no está muerta, está dormida”.

La gloria de Dios nos toca a todos con su muerte, su resurrección y la gracia de Dios que recibimos en el bautismo donde se nos confiere el ser nuevas creaturas que conserven la dignidad y perseveran sin mancha.

“El libro del Apocalipsis nos anuncia: vendrán cielos nuevos y una tierra nueva, todo lo viejo ha pasado. Llevamos en nuestro interior esa transformación, hemos aprendido durante estos días que hemos sido transfigurados, hemos sido transformados y que llevamos en nuestro ser la muerte de Cristo, pero esa muerte de Cristo la vivimos en este cuerpo de barro, sin embargo llevamos dentro de nosotros la gloria de Jesús y eso es  con lo que debemos salir de este novenario”, dijo Fray Raúl Vera López O.P.

Para dar testimonio de la resurrección de Jesucristo como bautizados estamos invitados a acabar con el pecado social que daña a los jóvenes, al Pueblo de Dios que necesita encontrar un nuevo modo de vida como lo hicieron los jóvenes que aparecieron en la vida de Jesús como el joven del funeral, la hija del jefe de la sinagoga, Salomón y hoy en el octavo día el joven de la túnica blanca.

“Este crucificado tiene poder sobre el pecado,  tiene poder sobre el mundo y el pecado que hay en el mundo, es una cosa que tenemos que entender y llevar en nuestro corazón, les he hablado del pecado social eso que tanto daña a los jóvenes, el novenario está construido desde los jóvenes y tienen el testimonio de que Jesús se encontró con personas jóvenes y ellos encontraron un nuevo modo de vida”, destacó el nuestro Obispo.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE