Celebran Jubileo de Migrantes

Esmeralda Sánchez

esmeraldasanchez@diocesisdesaltillo.org.mx

En la Catedral de Santiago, obispos encabezan la oración por los migrantes

110916misamigrantes

Fray Raúl Vera da la bienvenida a migrantes en la Catedral

Con una misa oficiada por los obispos fray Raúl Vera y el emérito Francisco Villalobos, migrantes que son atendidos por la Diócesis de Saltillo celebraron el Jubileo de la Misericordia por las Personas Migrantes en la Catedral de Santiago, donde presentaron sus esperanzas y se encomendaron al creador, pidiendo por sus vidas y las de sus familias en este difícil camino hacia la supervivencia.

Los sacerdotes Francisco Liñán, Coordinador de Pastoral Social de la Diócesis de Saltillo, Luis Fernando Zavala, párroco de Santa Catarina Mártir, en Santa Catarina Nuevo León y Pedro Pantoja, Asesor de la Casa del Migrante, concelebraron la misa, en la que participaron los propios migrantes en las lecturas litúrgicas y con las ofrendas que se presentaron.

Estas consistieron en signos para representar sus necesidades en el camino a Estados Unidos, donde esperan encontrar un trabajo digno que les permita dar sustento a sus familias. Entre éstas estaban el agua, “signo de fortaleza y renovación de ánimo que recibimos al saciar nuestra fe con el agua de la fe”; el pan y las tortillas: “alimento que fortalece nuestro cuerpo y que al compartirlo, nos une como familia en la comunión con Jesús”; tenis, “nuestros pies nos sostienen y los tenis nos ofrecen la posibilidad de dar cada uno de nuestros pasos con decisión firme”.

Además la mochila, “signo muy importante de nuestra vida, ya que en ella no solo guardamos ropas y artículos que nos servirán en el camino para nuestro destino, en ella también portamos nuestros sueños, necesidades, anhelos, esperanzas e ideales”; cachucha, “signo que nos protege del sol y del frío, así también sentimos la protección amorosa y fiel de Dios Padre”; y finalmente, las cadenas, “hay obstáculos y dificultades que interrumpen nuestro camino, pero nuestra fe y tenacidad son más fuertes para vencer el mal”.

En su homilía Fray Raúl Vera destacó que como sociedad somos responsables de que sucesos como la migración forzada continúen pues permitimos que los gobiernos corruptos no generen políticas públicas que solucionen el problema de la falta de trabajo digno que evitaría la salida de los migrantes para sostener a sus familias, pero además no se está trabajando para protegerlos de la violencia que deben enfrentar en sus lugares de origen y su trayecto por México.

Dijo que hoy más que nunca el derecho a la migración sin violencia no se está respetando, lo que deja totalmente desprotegidos a los migrantes, quienes llevan este modo de vida porque no alcanzan a sobrevivir si se quedan en sus países de origen.

“Ser cristiano significa dar fruto en la vida, y evitar las estructuras de poder que generen este tipo de cosas (migración forzada)”, expresó fray Raúl a los presentes, a quienes pidió ser sensibles hacia quienes sufren como lo ha solicitado en más de una ocasión el Papa Francisco.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
YOUTUBE