Asuman riesgos al servir

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

15 de agosto de 2018

Parras de la Fuente, Coahuila

Siguiendo el ejemplo de la Virgen María tengamos la disponibilidad para defender la vida y glorificar a Dios en la tierra

La naturaleza debe ser respetada y administrada para el bien común. Foto: Brenda Delabra

Los habitantes de Parras de la Fuente vivieron el novenario dedicado a Santa María de las Parras con mucha actividad deportiva, recreativa, religiosa y hoy cerraron con la Misa Solemne presidida por nuestro Obispo Raúl Vera quien invitó a los presentes a dejar de ser pasivos para defender el agua, pues el novenario se centró en la importancia del uso y la conservación del vital líquido.

El párroco José Suárez S.J., los presbíteros Ramón Mijares y José Luis Gómez concelebraron en la festividad de la Asunción de María, en la que el Pueblo de Dios se unió en esta fecha para festejar a su patrona Santa María de las Parras.

Luego de escuchar la Liturgia de la Palabra y el Evangelio según San Lucas, Durante la introducción a su homilía el fraile dominico hizo un recuento desde la vida en el paraíso que habitaron Adán y Eva, la forma en que Satanás metió el pecado en la vida de la humanidad, hasta llegar al momento en que la Virgen María recibió el anuncio del ángel, de que ella fue elegida para concebir al Hijo de Dios.

La disposición que ella mostró, su entrega sin condición para tenerlo, mantenerlo a su lado y estar con él hasta el momento de ser crucificado. Esto debe llevar a las y los bautizados a tener la misma disposición y entrega no solamente en las cuestiones de la Iglesia, sino a nivel sociedad para lograr establecer la justicia y el derecho en la estructura social donde hay leyes que marcan el respetar la naturaleza, el agua, el bosque, el aire, la tierra.

“Manejarnos en el bien requiere una disciplina, no todo lo que se nos ocurra podemos hacer, porque primero que nada nosotros vivimos en una estructura ya como personas en cuerpo y alma, que no nos dimos nosotros, Dios nos da nuestra estructura  corporal  y nuestra estructura espiritual y nuestra estructura personal. También vivimos en medio de una creación que tiene su propia estructura y sus propias leyes y que los hombres lo deben  administrar respetando esas leyes y la prueba que tenemos el día de hoy, es el desorden con el que se está administrando la naturaleza y eso está alterando el orden de la naturaleza, eso está generando todos los fenómenos que estamos viviendo y que se le denomina con calentamiento global”, comentó nuestro Obispo.

La fiesta de la Asunción de María nos anuncia la gloria de Jesús que subió al cielo y está sentado a la derecha del padre y ahí llevó a su madre santísima, que también fue glorificada.

“Cuando María dice desde ahora me felicitaran todas las generaciones porque el poderoso ha hecho grandes obras por mí, su nombre es santo y su misericordia se derrama de generación en generación. Dios dispersa las alianzas de los poderosos, Dios dispersa las alianzas de quienes se ponen de acuerdo para quitarnos el agua. Los empresarios son los que nos pueden quitar el agua con su dinero, pero necesitan el permiso de quien administra el agua que es el sector político, el sector público, la alianza con empresarios y políticos es lo nos está dejando no sólo sin agua, sin bosques, nos está dejando sin educación pública, sin medicamentos, sin medicina social, estas alianzas son las que vino a dispersar Jesús”.

El mariachi Cenzontle de Saltillo cantó las mañanitas a Santa María de las Parras Foto: Brenda Delabra

Pero el efecto que los ciudadanos quieren ver debe ser provocado por ellos mismos al organizarse socialmente para defender los recursos naturales, pues estar rogando a Dios para que las cosas no sucedan no es lo que detendrá las alianzas, sino el dejar los temores, el pasar a ser sujetos activos por el bien de las generaciones presentes y futuras, siguiendo el ejemplo de María con valentía.

“A los hambrientos los colmó de bienes y a los ricos los dejo sin nada, el poder económico criminal que causa muerte lo viene a bocabajear Jesús, pues hermanos lo hace por medio de nosotros”, destacó el predicador dominico, que invitó a no desanimarse ante las situaciones de violencia, corrupción, injusticia e impunidad que se viven en el país, pues solamente el cambio se verá cuando las y los cristianos se levanten de su asiento y empiecen a preparase para exigir la justicia para todos.

“El poder del maligno que causa muerte, las injusticias que causan divisiones, que causan violencia, porque en este momento en México la violencia es un instrumento de control. Aquí no hay persecución para buscar a los desaparecidos, de todos los 120 mil muertos que dejó el régimen del señor Calderón y otros del presente régimen, ¿en dónde está la justicia en México? ¿en dónde están los que lavan el dinero? ¿en dónde están los políticos corruptos  con el narcotráfico? Libres porque la violencia es un modo de gobierno en México, es un aparato político porque nos necesitan paralizados para no defender el bosque, la tierra, el agua, la naturaleza”. Y sentenció: Tienen que darse cuenta que no somos los padres lo que movemos las estructuras, son ustedes hermanas y hermanos los que deben mover esto.  

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE