Anunciar el Evangelio con la vida

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

06 de enero de 2019

Saltillo, Coahuila

La fe debe manifestarse a través de las acciones, la palabra y el modo de colaborar con la vida del pueblo

Monseñor Raúl Vera recibió las felicitaciones de la feligresía por su XXXI aniversario episcopal. Foto: Brenda Delabra

En la Solemnidad de la Epifanía del Señor, también celebramos el aniversario episcopal de Fray Raúl Vera López O.P., que cumplió 31 años de ser ordenado Obispo por imposición de manos del Papa Juan Pablo II quien lo envió a ciudad Altamirano, posteriormente fue enviado a Chiapas y en la Diócesis de Saltillo está por cumplir 19 años al frente.

Así como los reyes magos se guiaron por la estrella hasta llegar al portal donde nació Jesús,  lo reconocieron como rey y adoraron, las y los cristianos estamos llamados a adorar al Dios de la vida, quien vino a salvar a la humanidad del pecado, además de dejar su testimonio de cómo se debe vivir.

En la misa dominical de las 13:00 horas en la Catedral de Santiago Apóstol, nuestro Obispo Raúl Vera presidió, el padre Plácido Castro Zamora, párroco de Catedral y el padre Guillermo Alvarado vicario, concelebraron.

Al inicio el fraile dominico recordó su ordenación episcopal y la encomienda que el Papa Juan Pablo II les hizo de ser portadores y anunciar el Evangelio en donde más se necesita.

“Hoy hace 31 años fui ordenado obispo junto con otros nueve obispos del mundo, éramos de cuatro continentes y el Papa hacía esto para decir yo los envío a ustedes son portadores de esta luz a distintos lugares. Uno fue para Yugoslavia, otro para Irak, otro vivió el conflicto de la desintegración de la Unión Soviética donde había un cambio de vida, otro a Brasil  yo a Altamirano donde había una diócesis dividida. Y decía la Iglesia tiene que estar en distintas partes por eso yo ordeno obispos que vayan a distintas partes del mundo”.

La predicación del dominico tocó a la feligresía a la que invitó a alegrarse de profesar la fe pero no encerrados en los templos, sino aportando a la sociedad, anunciando cómo se debe conducir la vida humana donde el respeto, la justicia y el derecho deben establecerse.

“Hoy San Pablo dice que todos son llamados a ser parte del Señor y todos son llamados a ser cristianos militantes profesando nuestra fe, pero nuestra fe no es nada más rezar. Es confesar la justicia, confesar la dignidad humana, confesar que Dios no quiere que se roben los fondos que son del pueblo, Dios no quiere que roben en los puestos públicos. Confesar la fe es decir que está mal que quieren poner a los militares de nuevo a hacer la seguridad pública… Confesemos que la autoridad civil es la que tiene que tener la seguridad pública, no tener miedo a decir la verdad, y que nos dejen auditar la cuenta pública que está ahí. ¿Cómo se gastó todo el dinero que se lleva el 70 por ciento de lo que da la federación a Coahuila? Tienen encerradas las cuentas de un gobernador.
Eso es confesar y  pedir que abran la cuenta, por amor de Dios es la honradez y la honestidad”.

Como padres y madres de familia se debe confesar la fe participando en cambios que beneficien a sus hijos. Foto: Brenda Delabra

Al caminar por el pasillo central y llegar hasta la parte final de la catedral las familias que participaron en la misa fueron referente, al ver a los niños que cada vez cuentan con menos oportunidades, pues sus padres cuentan con salarios bajos, poco tiempo para convivencia por lo que les pidió reflexionar en qué forma pueden contribuir a cambiar el sistema político y económico que no les prive de derechos a sus familias.

“Debería  brillar México porque se respetan los derechos indígenas, debería brillar México porque no se golpean los migrantes, debería brillar México porque no hay narcotráfico metido en el servicio público. Eso es lo que hoy dice la primera lectura, levántate y brilla, la luz está sobre ti. La salvación significa vida nueva, no solo personal, vida nueva colectiva como ciudad; como país”.

Al final de la misa el coro entonó “Las mañanitas” y los fieles se acercaron para felicitar a Monseñor Raúl Vera por su labor pastoral.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE