“Amarillo” en la ruta migratoria

Adalberto Peña

adalberto.godines@diocesisdesaltillo.org.mx

“Algunos mueren aferrados a la almohada, yo prefiero morir en el camino…”

Teatro “Línea de Sombra” refleja en escena la realidad de muchos migrantes

Luego de recorrer distintos puntos de la ruta migratoria en nuestro país, llegó a Saltillo la puesta en escena “Amarillo” bajo la dirección de Jorge Vargas en la cual abordan, a través del teatro experimental, la problemática migratoria reflejando el duro caminar de los hombres y mujeres que con esperanza buscan que su vida sea digna. El pasado 19 de enero, alrededor de las 19:00 horas, la sociedad saltillense se dio cita en el teatro de la Ciudad “Fernando Soler” para disfrutar del montaje.

El grupo de teatro “Línea de Sombra”, Fundación Sertull y Casa del Migrante, en conjunto con otras organizaciones gubernamentales, le apuestan a este proyecto iniciado en 2013 que busca concientizar y visibilizar la situación de los caminantes de la esperanza; el proyecto no solo se refiere a la presentación de la obra sino la elaboración de una memoria histórica de la colonia Landín, uno de los barrios mas viejos de nuestra ciudad y en el cual se encuentra encallada la Casa del Migrante, para lo cual las actrices y actores recorrieron varios días los rincones del sector.

“A través de esta obra, resucita la figura de los caminantes de la esperanza”

El espectáculo teatral se desarrolla frente a un muro que representa la barrera interpuesta entre las fronteras y el obstáculo para cumplir sueños para convertirlos, muchas de las veces, en una pesadilla. Quien protagoniza la obra, representa a todas y todos aquellos que han intentado cruzar ese muro y que en su trayecto han sido víctimas de la violencia, del desprecio y de otras tropelías por parte de la sociedad y de las autoridades.

Migrantes de diferentes nacionalidades asistieron a presenciar el trabajo realizado por los teatristas y en escena tuvieron la oportunidad de ver reflejadas las historias de muchos de sus hermanos. Al finalizar, el grupo de teatro agradeció el apoyo y la colaboración de la Casa del Migrante; Pedro Pantoja, presbítero asesor espiritual de la misma, agradeció a la compañía teatral y a los asistentes por acoger a los migrantes. “Nos han llamado peste, nos han llamado mierda, nos han llamado ladrones, sin embargo, a través de ésta obra resucita la figura de los caminantes de la esperanza”, finalizó.

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE