Agradecen campesinos al Santísimo Cristo del Ojo de Agua

Esmeralda Sánchez

esmeraldasanchez@diocesisdesaltillo.org.mx

Luego de casi cinco años sin poder acudir, le visitan en el marco de su novenario

 

080916ejidosojo3

Foto: Parroquia Santísimo Cristo del Ojo de Agua

Luego de casi cinco años en que se interrumpió su cita con el Santísimo Cristo de la Capilla del Ojo de Agua, comunidades ejidales cercanas a Saltillo cumplieron el anhelo de visitarlo en el marco del novenario previo a la festividad que se realiza el segundo domingo de septiembre.

El padre José Ignacio Flores Ramos, Párroco del templo; informó que fueron 80 campesinos en dos camiones los que asistieron, de las comunidades de El Rayado, Presa Guadalupe, el Cañón de San Isidro, San José del Barranco y La Morita, “que son los ejidos que pertenecen a la Diócesis de Saltillo y que desde hace años el padre José Luis del Río atendía”.

Debido a las distancias y la falta de recursos la tradicional visita dentro del novenario no pudo concretarse a últimas fechas, pero la atención a los ejidos continuó hasta que este año fue posible que se les apoyara para traerlos a Saltillo y aunque en un principio se tenía todo listo para acogerles y brindarles posada durante una noche, los propios campesinos decidieron regresar a sus comunidades por la labor que deben desempeñar en ellas, y debido al escaso tiempo tampoco pudo realizarse la peregrinación prevista, explicó el padre Ignacio.

Recordó que al padre José Luis le tocó hacer un templo prácticamente en cada comunidad, “Presa de Guadalupe ya estaba”, y es por ello que los campesinos se unieron en acción de gracias por el sacerdote, primer párroco del templo que el próximo año cumplirá 40 años de erección.

“Lo recuerdan con mucho cariño, y como saben que este novenario se lo estamos dedicando a él por sus años de servicio, acudieron”; pero además, las comunidades tuvieron la acción de gracias por las lluvias que se han sucedido en la región.

“Estaban muy preocupados porque pensaban que nada más llovería en Saltillo como ha sucedido años anteriores, pero gracias a Dios ya nos trajeron sus mazorcas que es el principal cultivo, las calabazas, el aguamiel, y su danza como manera de ofrendarle al Santo Cristo”, expresó Flores Ramos, al añadir que muchos de ellos trabajan en las minas de Terminal, en Zacatecas.

Pese a la distancia y a que algunos de ellos son de la tercera edad, “vienen con mucho gusto, no se querían ir”; es por ello que se decidió que anualmente se buscarán los apoyos para tratar de brindarles el servicio de los camiones y que puedan acudir a las festividades, y demostrar su fervor por el Santo Cristo del Ojo de Agua.

 


Tradición viva

080916ejidosojo5

Foto: Parroquia Santísimo Cristo del Ojo de Agua

Desde 1840 se tiene registro que la festividad del Santo Cristo del Ojo de Agua se realiza el segundo domingo de septiembre “y cada año con mayor fervor, siempre en torno a la festividad de la Santa Cruz”, detalló el padre Ignacio Flores.

En este 2016 las actividades se centran en el contexto del Año de la Misericordia,  por lo que se trajo desde Puebla la Imagen Monumental del Señor de la Misericordia que peregrina en todo el país, y que pertenece al Centro Internacional de Difusión de la Misericordia, ubicado en la Arquidiócesis de Puebla.

En el 2017 la parroquia cumplirá 40 años de erección, misma que tuvo lugar el 9 de octubre de 1977, el primer párroco fue José Luis del Río y Santiago. “Hasta 1840 se construyó la ermita en lo que ahora es el templo, y en 1917 se terminó de construir el templo que por muchos años perteneció a Catedral hasta que en 1977 se desprendió de allí y tuvo su propio sacerdote”.
Para el párroco del Santo Cristo del Ojo de Agua, “la gente de saltillo tenemos un fervor cristocéntrico, una devoción muy centrada en Cristo; que eso es muy positivo para la ciudad… aquí ya es una tradición para la gente de las colonias aledañas”, recalcó.

“Parece que hay fiestas en cada casa porque es un motivo para reunirse, vienen a la misa un día antes porque toda la noche hay serenatas y no se cierra el templo”, comentó al añadir que incluso varios hogares reciben familiares que vivieron aquí en algún tiempo y vienen de visita exclusivamente a participar en la festividad, lo que habla de la sentida tradición que se mantiene al paso de los años.

“Yo me quedo sorprendido de que en muchas comunidades se ha perdido la tradición y aquí vemos mucha asistencia en los Rosarios de la Aurora que son a las cinco de la mañana”, finalizó.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
YOUTUBE