Abarrotan kermés del seminario

Esmeralda Sánchez, Brenda Delabra y Adalberto Peña

comunicacion@diocesisdesaltillo.org.mx

15 mil personas disfrutaron de diversas atracciones en el Seminario de Saltillo.

021016-kermes6

Inicia cabalgata hacia el seminario

Con motivo del 111 aniversario de su fundación, el Seminario de Saltillo organizó como cada año la tradicional Kermés para festejar junto con la comunidad católica saltillense, el tiempo que la institución lleva formando sacerdotes en nuestra diócesis. Nuestro seminario abrió sus puertas al público el pasado 2 de octubre y desde temprana hora los puestos de antojitos mexicanos, los juegos mecánicos y diversos espectáculos en el teatro del pueblo; estaban listos para recibir a las miles de personas que durante todo el día disfrutaron de estos y otros atractivos.

El domingo no fue un día común para nuestros seminaristas, pues la tensión que vivieron durante la semana debido a la lluvia que prevaleció en Saltillo, se rompió justo con la salida del astro rey alrededor de las 11:00 horas, instante en el que empezó la llegada de visitantes al Seminario Mayor.

Los miembros de nuestro seminario dejaron de lado la sotana para vestir la playera conmemorativa de este año y ponerse al servicio de los asistentes en diferentes áreas para así reflejar el trabajo en equipo que en conjunto con los sacerdotes vienen realizando desde la organización de la Kermés. Familiares, amigos e integrantes de las comunidades parroquiales aprovecharon para saludarlos y conocer las instalaciones.

Cabalgando por la paz

Una de las actividades que se ha convertido en una tradición dentro de la verbena, es la cabalgata que año con año parte de la parroquia de San Isidro Labrador en Arteaga, Coahuila para culminar en nuestro seminario. Este año, el comité organizador decidió que se cabalgara por una intención particular siendo esta la paz en el mundo.

Alrededor de las 9:30 horas, diferentes grupos de cabalgantes se reunieron a las afueras de la parroquia y prepararon sus caballos para comenzar el recorrido. Al frente del contingente partieron Fray Raúl Vera López, obispo de nuestra diócesis y el presbítero David García Rosales, quien funge como rector del Seminario no sin antes dar la bendición a los participantes provenientes de Saltillo, Arteaga y Nuevo León.

Luego de aproximadamente tres horas de recorrido, la cabalgata hizo su arribo en medio de aplausos de los asistentes que ya los esperaban; los niños presentes no perdieron oportunidad para acariciar a los caballos y tomarse la fotografía del recuerdo para después participar de la celebración eucarística presidida por nuestro obispo.

La fe no es para ser cobardes

021016-kermes22

La final del torneo de box tuvo lugar en el patio del Seminario

Al comenzar la santa misa, celebrada en la capilla del centro de formación, el presbítero Josué García Agustince, formador académico del seminario, presentó ante Monseñor Vera López al joven Javier González, seminarista que recibiría la sotana con la cual de forma pública, manifiesta su intención de formar parte de la institución para formarse como sacerdote.

Durante la homilía, el pastor de nuestra diócesis dijo a los presentes que debemos utilizar la virtud llamada fe, para entender la palabra de Dios mismo y entender el dinamismo que se requiere para cambiar la vida y defender la dignidad humana que hoy en día es trastocada por la mala forma de gobierno que existe en nuestro país y en el mundo.

“La palabra de Dios nos ayuda a entender, nos ayuda a cambiar la mentalidad, porque el que empieza a entender, tiene la responsabilidad de cambiar las cosas. ¿Quien va a cambar el México en el que existe corrupción y salarios de miseria? Si tenemos fe y sabemos lo que es verdaderamente la vida en el mundo, entonces empezamos nosotros a trabajar por eso”

Recalcó que la fe cobra sentido en la transformación de la vida de un pueblo y no se trata solo de una lista de proverbios, además mencionó que nos es dada para ser valientes ante los desafíos que el mundo nos presenta y las políticas públicas que hoy en día dañan y empobrecen a todo el país, especialmente a los más vulnerables.

Al finalizar la eucaristía, ya se celebraba en el patio la final del primer torneo de box el cual contó con la participación de diferentes gimnasios de la localidad y a lo largo de 12 peleas mantuvieron al público cautivo y emocionado por conocer a los ganadores.

Apoyan motociclistas a Seminario

021016-kermes19

Pbro. Erasmo Treviño encabeza la caravana de motociclistas


Más de cien motociclistas participaron en la caravana que realizó, como parte de sus actividades por el 111 aniversario, el Seminario Diocesano de Saltillo; partiendo de la Catedral de Santiago a las instalaciones de la institución, donde organizaron una pasarela que fue admirada por los asistentes, para luego tomarse las fotos con algunas de las motos colocadas como parte de los atractivos de la kermés anual.

El contingente arrancó a las 17:00 horas en el centro de la ciudad encabezado por el sacerdote Erasmo Treviño, párroco de Nuestra Señora de Atocha, y bajó por la calle de Hidalgo para luego tomar Francisco Coss y bajar nuevamente por Venustiano Carranza hacia el norte hasta el bulevar Luis Donaldo Colosio, donde se enfilaron al  Seminario de Saltillo, en el que ya los estaban esperando quienes se dieron cita para la celebración.

Los seminaristas Osiel Eduardo Gámez Constante y Alan Iván González Padilla, acompañaron a los motociclistas que provenían de diferentes clubes de la localidad, como Alas Negras, Fantasmas, Camellos, Gárgolas, entre otros; cuyos pilotos llevaban además a sus familias para compartir la experiencia, que culminó con bendición de cascos y misa en las instalaciones del Seminario.

El recorrido duró poco más de 30 minutos y antes del mismo los motociclistas invitaron a quienes se congregaron en el centro de la ciudad para acudir a la kermés del Seminario; ya en el lugar los seminaristas que les acompañaban levantaron una pancarta que daba bienvenida a los participantes en esta caravana, quienes llamaron la atención de las familias congregadas por el rugir de sus vehículos.

Cabe mencionar que no es la primera ocasión en que los motociclistas apoyan con su presencia al Seminario Diocesano de Saltillo, pues es uno de los grupos organizados más entusiastas en cuanto a la colaboración en las actividades de este centro de estudios.

Gran cierre de la Kermés

Nuestros seminaristas y sacerdotes formadores agradecen a la comunidad saltillense que se dio cita el domingo en la Kermés Anual, donde se superaron expectativas, se integraron  familias de la comunidad en general, dentro del gran ambiente que se vivió durante el día y en el cierre con el homenaje a Juan Gabriel, interpretado por “La Sombra”.

Durante el día las actividades no dejaron de sorprender a quienes acudieron a convivir en la gran verbena, la afluencia tampoco cesó en ningún momento, situación que sorprendió a los seminaristas y al rector José David García Rosales.

“Estoy muy emocionado la verdad, porque la gente nos quiere, porque la gente confía en nosotros porque la gente espera mucho de nosotros y muy comprometido precisamente por ese cariño, ese afecto que la gente sigue teniendo hacia el seminario, con muchísima mayor razón el reto es muy grande”.

021016-kermes21

La rondalla llenó de romanticismo la kermés del Seminario

Justo cuando disfrutaba del espectáculo de “La Sombra de Juan Gabriel” al igual que feligreses, comunidad en general, miembros de los grupos parroquiales que mantuvieron la venta a beneficio de nuestros futuros sacerdotes, el presbítero David García, no dejó de expresar su sentimiento de agradecimiento y sorpresa por la gran respuesta que tuvieron en el festejo por los 111 años de vida del Seminario Diocesano de Saltillo.

“Ha venido mucha gente siempre, el año pasado contabilizamos alrededor de 6 mil personas, desde las 11 de la mañana que salió el sol se llenó, se llenó y ahorita que son las 9 de la noche, ya no hay comida desde las 7 de la tarde, no hay nada que comer pero aquí sigue la gente. Hay que disfrutar  hay que agradecerle a Dios, agradecer a la gente, a los medios, a las instituciones y a tantas y tantas personas, parroquias, particulares que lo hacen posible. Sin tanta gente que participa y colabora esto no sería posible, me encanta que viene gente de todo tipo, es decir, no nada más gente de las parroquias, sino gente de la comunidad en general y eso también es bastante reconfortante”.

El cansancio, desvelos, trabajo, coordinación, atención a cada una de las personas que requerían de orientación, no mermaron el desempeño de nuestros seminaristas, quienes se mantuvieron alerta durante la gran Kermés que este año les dejó un grato sabor de boca, al ver cómo niñas, niños, jóvenes, mujeres, hombres, adultos mayores disfrutaron del espectáculo, cantaron, bailaron, salieron en caravana hasta la explanada para disfrutar de la pólvora preparada para cerrar este gran evento y continuar cantando en memoria de Juan Gabriel prolongaron el cierre de la fiesta diocesana pasadas las 22:00 horas, con una alegría que se reflejó en los rostros de quienes acudieron a compartir con nuestros jóvenes estudiantes del seminario.

“Es una gran fiesta donde el seminario es parte muy importante, tenemos mucho que responder, viene un compromiso muy grande, independientemente de la ganancia económica está el trabajo que se realiza, que siempre vamos esforzándonos trabajando y haciéndolo mejor, con estos pasos que damos se abre un horizonte mucho más grande y es mayor la responsabilidad. Quedamos muy contentos, satisfechos, agradecidos, bastante agradecidos como comunidad, gracias por hacerse presentes”, puntualizó el rector David García Rosales.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
YOUTUBE