Con sus dones y limitaciones

 

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

Encuentran a Jesús en la catequesis para niños, niñas y jóvenes con discapacidad

 

La Catequesis para niños y niñas con discapacidad se estableció en Saltillo hace 19 años por iniciativa del padre Humberto González en la parroquia de Catedral, el cual tuvo el objetivo de extenderse a otras parroquias de nuestra Diócesis, sin embargo es difícil adquirir el compromiso con las y los niños, y los jóvenes que requieren de una catequesis especial.
La perseverancia es uno de los valores que mantienen los grupos en la Catedral de Saltillo, María Olivia Ortíz García está a cargo del grupo juvenil en donde se atienden chicos y chicas con síndrome de Down, parálisis cerebral, débiles visuales, sordos y otras discapacidades.
“Se trata de que ellos mismos conozcan a Dios y ellos mismos nos transmiten a Dios con su carisma, su sensibilidad, aprendemos también de ellos. Llevan un programa de acuerdo a diferentes situaciones, un curso vimos lo que era el año Litúrgico, otro el Evangelio de cada domingo, sobre la Virgen María y hay fechas que son especiales en la que todo el catecismo da el mismo tema”.
La dinámica es con láminas, teatro guiñol, cuentos, además de utilizar materiales que los hacen agudizar los sentidos. El curso inicia conforme al ciclo escolar, cada sábado de 16:00 a 17:30 horas, para primera comunión las edades son 9 y 10 años, para el sacramento de confirmación a partir de los 13.
Los padres y madres de familia permanecen en la Casa Parroquial, al impartírseles pláticas o un taller de diseño, otros están al pendiente por si las catequistas requieren apoyo. María Olivia es educadora, eso le ha permitido mantenerse en esta catequesis donde se requiere un trato especial a las y los chicos, pero hay algo esencial para ser parte del equipo, “Que se animen y Dios habla a través de nosotros, no se preocupen por ¿qué voy a decir? ¿de qué forma voy a tratar? Somos capaces de dar.”.
Se extiende a otras parroquias
Gloria Magdalena Juárez Contreras, inició en Catedral junto con su esposo. Para llegar a más familias hicieron la invitación en la parroquia de Nuestra Señora de San Juan, pero el padre Gerardo Escareño párroco de San Juanita, le pidió al matrimonio iniciar con el curso en dicha parroquia. A 20 años de tener este grupo los retos a vencer permanecen. “La apertura es una de las problemáticas que tenemos en la actualidad y si sus papás no tienen tiempo no los pueden traer, no tienen ganas, tienen otros compromisos, pues faltan. Ese es uno de nuestros desafíos en cuanto a la catequesis, convencer a los papás de que sus hijos son parte importante de la comunidad y de la Iglesia”, comenta la catequista Gloria Juárez Contreras.
María Elena Rosales Morales también iniciadora del proyecto, reconoce que han permanecido por el apoyo del padre Gerardo Escareño, la constancia de ellas como catequistas y el integrar a las niñas, niños y jóvenes en la comunidad, en las misas, en las actividades de la parroquia, al tener una metodología donde ellas y ellos puedan conectarse con Dios a través de cantos, juegos, reflexiones, actividades manuales, material visual, pues quienes acuden al catecismo tienen padecimientos como discapacidad motriz, de lenguaje, déficit de atención o síndrome de Down.
La preparación que estas catequistas llevan va desde lo espiritual a lo humano, trabajan con el programa de la catequesis a nivel diocesano pero lo adaptan de acuerdo a las necesidades. Anteriormente recurrieron a profesionistas enfocados a la atención a niños especiales, pero este es un apostolado más de vocación que de conocimiento, pues no todos tienen la paciencia de tratar a un niño con discapacidad.
“Hemos tenido catequistas que han durado una semana, 15 días y me dicen yo ya no puedo”, comenta Gloria Juárez. En el Congreso organizado por el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, el Papa Francisco mencionó: “Aprendamos a superar el malestar y el miedo que a veces se pueden sentir frente a las personas con discapacidad”.
En la parroquia de San Juanita las puertas están abiertas todo el año, los sábados de 16:30 a 17:30 horas se imparte el catecismo a donde acuden niños, niñas y jóvenes de las colonias Girasol, La Minita, Lomas de Lourdes, Zona Centro y Bellavista. Es importante mencionar que en esta parroquia se considera un periodo de adaptación y posteriormente con el ciclo escolar inician la preparación para la comunión a partir de los 8 años y de los 14 años para la confirmación, además tienen el grupo juvenil en donde participan quienes ya hicieron los sacramentos.
Hay que integrar para santificar
En la parroquia de San Nicolás de Tolentino desde hace cinco años se imparte la catequesis especial, Luz María Castillo Carrizales es maestra en Educación Especial con 32 años de experiencia, ella inició como catequista en la rectoría de San Martín de Porres, tomó un receso para estudiar la maestría, posteriormente hizo el curso de la Dimensión Diocesana de Pastoral Catequética (Didipac). Al casarse con Víctor Manuel González Aguirre (+) formó parte del Movimiento Familiar Cristiano en la parroquia de San Nicolás de Tolentino, fue ahí donde nació la inquietud de abrir el grupo de Catequesis Especial para Niños con Discapacidad y necesidades especiales.
“Le comenté al padre Moíses Lomelí y fue él quien me sugirió hablar con el entonces párroco, el padre Úlises a quien le pareció muy buena la idea. Empezamos a dar la promoción y solamente llegaron tres niños, Jorge y Alex ya hicieron la confirmación el año pasado y Regina que se fue a Puebla, con discapacidad motriz, discapacidad intelectual y Regina con déficit de atención”.
Las familias se han acercado al ver la forma de trabajar del grupo, donde también han estado niños y niñas con autismo, debilidad visual, con secuelas por quemadas. Luz María trabaja además el duelo con los padres de familia a quienes les es difícil aceptar la condición física de su hijo o hija.
“Cuando se hacen las inscripciones y se requiere la papelería se va preguntando si el niño o niña tiene una situación especial, tiene maestra de apoyo, algún problema del lenguaje, porque muchas veces creen que la discapacidad es que estén en silla de ruedas, estén sordos o tengan algún síndrome. Tengo chicos que tienen una condición especial en donde tienen un trastorno psicosocial que implica no convivir en sociedad o que les cuesta mucho trabajo”.
Este grupo requiere de un espacio que tenga las condiciones de infraestructura como rampa, sanitarios y bancas, además que puedan realizar sus trabajos manuales con libertad bajo el programa de catequesis diocesano que Luz María va adaptando al no tener la Didipac un material diseñado para estos grupos.
“De cada tema tengo un material porque voy bajando de las redes, en si el tema como tal no se ve, porque hay muchos niños que no leen obvio no escriben. No pueden tomar un lápiz o crayola. Es que sepan y entiendan el tema, como el de amor al prójimo se acercaron, se abrazaron, rasgaron papel para hacer una tarjeta de regalo a su familia. En el tema de la creación tocaron el agua, se pusieron de cara al sol, tocaron las piedras, las plantas, la tierra, manejo mucho la percepción con los sentidos”.
Las enseñanzas en este grupo son fundamentales para el momento de asistir a misa en donde ellas y ellos tienen un lugar asignado dentro de la parroquia o el templo, así como el respeto que muestran en las horas santas o la integración a los viacrucis y actividades con el resto de los grupos de la catequesis.
Uno de los objetivos de Luz María es hacer un cuaderno de trabajo específico para su grupo y que pueda aplicarse a nivel parroquial, ya que a nivel diocesano dicho material no está disponible. Para evangelizar Luz recurre a revisar material de otros países que le permitan utilizar medios y técnicas que contribuyan al aprendizaje de niñas y niños con discapacidad visual, discapacidad motriz, una persona sorda, discapacidad mental o psicosocial, discapacidad intelectual, o con malformaciones.
La integración a la sociedad es uno de los principales valores que se trabaja en los grupos de catequesis para personas con discapacidad quienes logran dar testimonio en sus comunidades.
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.2165743476828717&type=1&l=4bfa1d090f
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
YOUTUBE