Celebran a Santo Domingo de Guzmán

Adalberto Peña/Reportero/adalberto.godines@diocesisdesaltillo.org.mx

Hermanas Dominicas en Monclova ofrecen festín

StoDomingoG18

Momento de convivencia con las monjas Dominicas

El 8 de agosto, la iglesia celebra la fiesta de Santo Domingo de Guzmán, fundador de la Orden Dominica la cual pertenece nuestro Obispo, Fray Raúl Vera López; la Diócesis de Saltillo cuenta con el monasterio María Estrella de la Evangelización, con sede en Monclova, donde las monjas de contemplativas de oración mantienen viva la estructura de rezan para que la prédica de sus hermanos frailes fructifique.

Acompañadas por la comunidad que las aprecia, las pertenecientes a la orden dominica festejaron con la santa misa la fiesta en honor de su fundador. La Celebración Eucarística tuvo lugar en punto de las 12:00 horas en la Capilla de Santa Teresita del Niño Jesús y fue presidida por Monseñor Raúl Vera López, concelebrada con presbíteros cercanos a la congregación.

En el marco de estos festejos, la hermana, Sor Luz Elena Robles, postrada ante la priora del grupo Sor Catalina Ramírez Peña, hizo la renovación de sus votos y la promesa de no faltar a ellos, además de encomendarse a Dios y a su padre Domingo.

En su mensaje durante la homilía, el Obispo recordó que han pasado 800 años, desde que se le concedió el permiso a Santo Domingo de Guzmán para que su congregación tuviera presencia en todo el mundo y se congratuló de pertenecer a dicha orden.

“Hemos hecho una religión de templos, una religión de requisitos, de cumplimientos. Nos hemos hecho coleccionistas de boletas. ¡No!, es colección de virtudes, es colección de vida santa, pero esa vida se tiene que ver allá afuera aun arriesgando nuestra seguridad”, además el pastor de nuestra Diócesis señaló, que pocos cristianos siguen el ejemplo de Jesús, de predicar justicia y luchar por encontrar la dignidad de las personas e invitó a los asistentes a cambiar el rumbo de la historia y reencontrar el sentido de la religión cristiana.
“Santo Domingo sabía que el Evangelio es lo que da vida a la sociedad, por eso formó una orden de predicadores que enseñara el Evangelio, y lo enseñara para la vida”, puntualizó el prelado, e insistió que el principio de la paz es la justicia.

Terminada la misa, las hermanas Dominicas recibieron a Fray Raúl Vera López y los padres que asistieron a la misa, además de la comunidad que las apoya en su andar diario, en el monasterio para ofrecer una convivencia donde manifestaron agradecimiento y alegría a Santo Domingo de Guzmán por tocar sus vidas para cumplir la misión de fortalecer la misión de predicar.

 

 

 

 

Galería

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE