200 años de historias

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

El Templo de San Nicolás de Tolentino guarda dos siglos de la vida del municipio de Ramos Arizpe  y sus transformaciones

La imagen más antigua que tienen del templo Foto: Cortesía Parroquia de San Nicolás de Tolentino

La construcción de un nuevo templo dentro de la Capellanía, no fue una idea descabellada de Rafael Trinidad Ramos Arizpe, quien se dio a la tarea de promover hasta culminar con el proyecto, la actual parroquia de San Nicolás de Tolentino guarda tantos secretos como feligreses han pasado por ella, en su Bicentenario la comunidad y los frailes de la Orden de San Agustín recibirán la Presea Ramos Arizpe.

En el vecino municipio de Saltillo, donde se ubicaba la Hacienda de Santa María, fue construida en el siglo XVII el templo de Nuestra Señora del Rosario por iniciativa de don Matías de Aguirre y su esposa Ana María de Almando, dicho templo fue auxiliar de la parroquia de Santiago del Saltillo, en 1804 la capilla de Santa María se instituyó como parroquia, sin embargo ante la perseverancia de Rafael Trinidad Ramos Arizpe quien tramitó la construcción del templo de San Nicolás de Tolentino en 1801 y le fue otorgado en 1802, el sueño empezó a cristalizarse en 1804 cuando contactó al arquitecto francés Jean Cruce quien elaboró los planos del edificio.

Fue el 15 de abril de 1817 que el templo fue bendecido junto con el cementerio construido a espaldas de la iglesia, la bendición del templo la hizo el Obispo de Linares Marín de Porres y  Rafael Trinidad Ramos Arizpe, quien un día después celebró la primera misa cantada.

Asentado en el libro de defunciones se solía distinguir por títulos a las familias Foto: Brenda Delabra

Como una de las anécdotas en la vasta historia que guardan los libros del templo de Santa María, Rodolfo Ramos del Bosque, miembro del patronato de San Nicolás de Tolentino y quien se ha dado a la tarea de investigar, menciona que el día en que fue consagrado el templo se ofreció el primer servicio, la sepultura de un niño llamado José de Jesús, hijo de don Juan Antonio Farías y Gertrudis González, sepultado con cruz alta, lo cual significaba que era de familia con buena posición económica, y a su vez quedaba asentado en el libro del templo.

El primer bautizo se celebró el 20 de abril de 1817, el hijo de don Juan Bautista de Aguirre y doña Mariana Flores llevó por nombre Nicolás Andrés, pues el templo se consagró también al apóstol Andrés.

En el siglo XVIII y todavía a principios del XIX se acostumbraba asentar en las actas a casta de quienes recibían los sacramentos, en el caso del matrimonio el primero en jurar amor ante Dios fue el integrado por los mestizos Tomás Castañuela y María Faustina Gaytán el 1 de mayo de 1817. Los libros que yacen en el archivo de la parroquia guardan los vestigios de la vida de un municipio extenso, que el cual estaba dividido en la Hacienda de Santa María donde habitaban los trabajadores, y la Capellanía lo que es hoy la ciudad de Ramos Arizpe, como lo cuenta don Rodolfo Ramos del Bosque quien fue acólito en la década de los 50’s.

 

“El crecimiento demográfico que provocó que el templo estuviera aquí hizo que Santa María se fuera olvidando hasta lo que es ahorita y creciera la importancia de lo que es hoy en la cabecera de Ramos Arizpe… A partir de 1817 se instituye san Nicolás como ayuda de parroquia de Santiago del Saltillo y dos años después en abril de 1819 pasa a ser parroquia y la capilla de Santa María se convierte en ayuda de parroquia de San Nicolás de Tolentino”.

Para Fray  Roberto Velázquez Tetazín, prior de la Orden de San Agustín de la comunidad asentada en la localidad que también celebra 50 años de administrar la parroquia es un orgullo compartir con la comunidad este aniversario del templo, dedicado a un santo agustino, “Es un privilegio estar como párroco de San Nicolás de Tolentino en Ramos Arizpe, de guiar a la luz del Evangelio con las propuestas de nuestro señor Jesucristo a la comunidad católica, 200 años de historia es 200 años de educarnos en la fe, en la pedagogía de nuestro maestro Jesucristo, valores que prevalecen y seguirán para futuras generaciones. El que nos ofrecieran una parroquia con un santo agustino, nos llenó de emoción, nuestro carisma es vivir la hermosura del estudio, la belleza del trabajo y la vida común y lo hemos implementando en Ramos Arizpe y también lo hemos compartido en nuestra muy amada Diócesis de Saltillo, todo lo hacemos en comunión con nuestra Diócesis. Representa un corazón palpitante para una iglesia que necesita sobre todo de atención y servicio, han pasado 50 años y cada hermano religioso sacerdote  ha puesto su granito de arena que ha permitido que la iglesia crezca en un gran montón de arena, para nosotros es de emoción y orgullo, pero no es un orgullo que ensoberbezca, es un orgullo que te da plenitud  para compartir”.

Vitral de San Nicolás de Tolentino Foto: Brenda Delabra

Resumir 200 años de esta casa de evangelización es imposible, solo presentamos algunos de los momentos más significativos en la vida de Ramos Arizpe, que se complementan con las anécdotas de don Jesús Ismael García miembro del patronato de la parroquia y quien fue acólito a finales de los 50’s principios de los 60’s.

“Nos tocó la transición del último padre diocesano José Martínez, luego llegaron los Agustinos. Fui acólito y aquí en la parroquia en ocasiones nos ponían a escribir en los libros y las actas los sacramentos que se daban. Veníamos hasta los 15 años a ofrecer flores a la Virgen, los muchachos de ahora ya no practican eso, nos gustaba venir porque había mesa de pin pon, billar, equipo de futbol que participó en una liga formal de futbol en Saltillo se llamaba Acólitos, el escudo era como el escudo de Brasil pero con una A”.

Momentos para contar hay muchos, algunos chuscos, otros significativos históricamente, remodelaciones que se han hecho a en los dos siglos, y continúan, como parte de mantener la casa de Dios donde se va a alimentar el espíritu y que debe ser digna para todo aquél que tiene sed de su palabra, de tomar su carne y sangre, por ello felicitamos a los ramosarizpenses por conservar el templo donde está registrada la historia del municipio.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE