12 años de integrar familias

Brenda Delabra

 brenda.delabra@diocesisdesaltillo.org.mx

03 de marzo  de 2018

En el Centro de Consulta familiar se trabaja para resanar los problemas que afectan a las familias

Los voluntarios en la foto del recuerdo con Fray Raúl Vera Foto: Brenda Delabra

La mañana de este sábado voluntarios, orientadores, psicólogos, el asesor espiritual Frans Clarijs y Monseñor Raúl Vera se reunieron para celebrar 12 años del Centro de Consulta Familiar que da atención a familias saltillenses con problemáticas que van desde diferencias en el matrimonio hasta conflictos con jóvenes que han pensado en el suicidio.

En el Salón Polivalente de la Curia diocesana se ofreció un desayuno en agradecimiento a los colaboradores que desde la fundación de este centro cuyo propósito inicial era ayudar a matrimonios en situación difícil o bien personas que después de un divorcio decidieron hacer una vida nueva con otra pareja.

A la fecha en Saltillo se tienen aproximadamente 8 mil 200 expedientes, en donde regularmente la madre de familia, la abuela o el matrimonio acuden para llevar a su hijo o hija por ser problemática, pero en la mayoría de los casos es la pareja quien tiene diferencias que conllevan a la actitud negativa de sus consanguíneos.

Durante los 12 años el padre Frans Clarijs  ha sido asesor espiritual en el Centro, sin embargo se da atención a las familias sin importar su credo religioso, pues los problemas como la desintegración, violencia psicológica, violencia verbal o física, infidelidad tocan a todos los niveles de la sociedad y creencias.

En Saltillo se han disparado los suicidios, al respecto el padre Frans Clarijs, comentó, “Nuestra sociedad occidental, porque no pasa en los países musulmanes, en África, tiene que ver con nosotros porque somos individualistas, materialistas, entonces llega un momento de acto, de no tener sentido de la vida,  decepcionado, he atendido 35 casos a lo largo de estos años y todos tenían que ver con familias desintegradas al 100%”.

Hoy en día la familia ha sufrido cambios contrastantes al trabajar la madre y el padre, dejar a los hijos solos en el hogar en donde no hay calor, tiempo de calidad, convivencia ni intercambio de experiencias.

Griselda Salazar Briones, directora del Centro  de Consulta Familiar, agradeció a los colaboradores el empeño, cariño y todo lo que han brindado a los pacientes que día a día llegan en busca de una asesoría y que al paso de ocho sesiones o más la mayor gratificación es ver el cambio de actitud lo cual permite cambiar la vida de ellos como personas y de quienes los rodean.

Celebrar un año más de vida del Centro de Consulta Familiar es un reto para mejorar la calidad del servicio Foto: Brenda Delabra

Fray Raúl Vera destacó la participación de las y los laicos que en un principio trabajaron con matrimonios en Pastoral Familiar, hasta lograr dar atención integral psicológica, orientación familiar, asesoría jurídica y asesoría espiritual.

“Empezaron recibiendo laicos que han tenido trabajo pastoral con matrimonios de muchas maneras, hay especialistas también pero la mayoría son laicos que tienen una vocación especial para el cuidado de las familias, esto es algo que nos va a servir para los asuntos que el Papa ahora nos pide a los obispos, el Papa quiere que la gente que ha formado otras familias tenga atención. Les agradezco, me sale del fondo del corazón y creo que dentro de la programación pastoral en comisión diocesana de matrimonios ven esto de promover este tipo de obra que tenemos, ponerles atención a las familias, en esos centros que tenemos”.

El Obispo Dominico añadió que la necesidad de integrar a la familia por parte de la Iglesia es un punto muy importante, al ser una institución que está borrada de las políticas públicas, “Esto es lo que es indignante, la manera en que somos gobernados en este país la ganancia y la productividad el mercado manda, no manda el sentido humano, no manda la justicia, no manda el cuidado de los niños, no manda el cuidado de los jóvenes, de la vida de las parejas, aquí todo se acomoda para que los empleadores hagan lo que quieran”.

Durante el desayuno se presentó un resumen de actividades que el equipo de 40 voluntarios realizó durante 2017 como preparación espiritual para dar una atención de calidad a todos los que acuden en busca de una respuesta a los problemas que dañan las familias.

 

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
RSS
EMAIL
Facebook
YOUTUBE